El  Índice de Fuerza Relativa mejor conocido como RSI, es otro indicador de análisis técnico ampliamente conocido en las plataformas de trading de criptomonedas debido a su utilidad estudiando las propiedades de los movimientos alcistas de un activo.

El indicador de análisis técnico RSI (Relative Strength Index) o Índice de Fuerza Relativa, es un indicador usado ampliamente en el análisis técnico de mercados. Éste nos indica la fuerza relativa de los movimientos alcistas, en comparativa con los movimientos bajistas. Fue diseñado por J. Welles Wilder y publicado en la revista Commodities en 1978.

La función de esta herramienta es la de indicar en qué medida el precio de un activo sube o baja en un tiempo determinado. Actualmente es uno de los indicadores de mayor uso en los software de trading y con una gran aplicabilidad en el trading de criptomonedas.

¿Cómo funciona el indicador RSI?

Este indicador funciona como un oscilador, es decir, como una herramienta de análisis y proyección de dos medias móviles; una corta y una larga. Para ello, se basa en la aplicación de una fórmula matemática.

RSI = 100 – [100 / (1 + RS)]

Donde:

RSI es el Índice de Fuerza Relativa y RS es la Fuerza Relativa inicial.
La fuerza relativa inicial (RS), es una media aritmética de las ganancias o pérdidas que se obtienen en un intervalo de tiempo determinado. Y su resultado se obtiene mediante la división de la ganancia promedio entre la pérdida promedio.

La configuración clásica del RSI está determinada en periodos de 14 días, y se expresa en un rango mínimo de 0 a un rango máximo de 100. Donde, a recomendación de su creador, el rango 30 se considera como sobre venta y el rango 70 como sobre compra. Así, si el valor de un activo sube de manera consecutiva por 14 días, se considera que la pérdida promedio es de 0. Por lo tanto, el RSI tiene un valor de 100. Por el contrario, si en un lapso de 14 días consecutivos los precios bajan, se considera una ganancia promedio de 0. Y por lo tanto, el RSI tiene un valor de 0.

De la misma manera, si un valor crece desde abajo superando el rango 30, se considera en acción alcista o creciente. Por el contrario, si un valor decae desde arribe por debajo del rango 70, se considera en bajista o decreciente. Entonces, si el RSI está por encima de 70 hablamos de sobre compra, y si está por debajo de 30 hablamos de sobre venta

Sin embargo, esta configuración puede ser ajustada según se requiera. Si el periodo de cálculo se vuelve más corto, el indicador se vuelve más sensible, y por tanto, alcanza los niveles extremos más rápido. Todo lo contrario ocurre si el periodo se vuelve más largo. Donde la volatilidad del indicador se vuelve menor.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿El RSI demuestra todo su potencial en mercados altamente activos y volatiles?

¡CIERTO!

RSI es un indicador que demuestra todo su potencial en mercados con una alta tasa de actividad y volatilidad. Por esta razón se ha convertido en uno de los indicadores favoritos de los traders en mercados de criptomonedas.

Utilidad del indicador

Este indicador es usado comúnmente por los operadores de mercado ya que permite ayudar a medir la velocidad en los cambios de precios. Así como también los posibles niveles de sobrecompra y sobreventa de una criptomonedas o criptoactivo. Lo que puede facilitar la toma de decisiones a la hora de querer realizar o salir de una inversión.

Los niveles de sobrecompra y sobreventa ocurren cuando el indicador de precio está por encima o por debajo de un nivel determinado. Al igual que otros indicadores usados en el mercado de valores, las divergencias alcistas o bajistas indican señales de compra o de venta, respectivamente.

Sin embargo, la utilidad de esta herramienta también depende del mercado donde se utilice. Cuando ocurre una ruptura en la línea de tendencia del indicador, suele ocurrir una ruptura en la línea de tendencia del gráfico principal de un activo. Representando así, una advertencia previa y una oportunidad para anticipar el movimiento y determinar la tendencia. En mercados de valores o con poca volatilidad, este indicador no tiene mucha precisión, por lo que no aporta mucho valor. Ya que se basa en la predicción que tendrá la tendencia y no en el precio del activo al momento de tomar las decisiones.

Este indicador es ampliamente usado en el mercado de las criptomonedas debido a la alta volatilidad de dicho mercado. Aunque sus resultados no sean siempre los esperados, y los períodos deban ser configurados por unos más convenientes para el análisis. Por lo que la interpretación de los datos se debe realizar en el ámbito de la acción general y del horizonte temporal de los activos.