La blockchain (cadena de bloques) es un tipo de red distribuida que permite desarrollar tecnologías como las criptomonedas y lo que llamamos Internet del Valor.

La blockchain (o cadena de bloques en español), es una tecnología que permite crear un libro de contabilidad distribuida en una red de ordenadores sin necesidad de contar con un servidor o base de datos central. La actualización y manejo de este libro de contabilidad, solo se puede realizar en consenso con todas las partes que forman la red.

Por esta razón, el poder de cómputo de todos los nodos de la red se usa no solo para introducir información, sino también para protegerla frente a modificaciones no autorizadas. Consecuencia de esto, la blockchain permite alcanzar niveles de seguridad muy altos en comparación con otras tecnologías.

¿Cómo funciona la tecnología blockchain?

Para que la tecnología blockchain funcione es necesario en primer lugar crear un software específico para la misma. Este software le permite a los ordenadores crear la red que hará funcionar la blockchain de forma distribuida. Tal cual como sucede en el caso del software de Bitcoin y otras criptomonedas. Generalmente, este software es de carácter abierto y protegido con licencias de software libre. Esto implica que son públicos, transparentes y pueden ser usados, revisados y contribuidos por cualquier persona.

Al no tener base de datos ni servidor localizado, a una red de tipo blockchain se le atribuye la característica de ser una red distribuida. Esto significa que la información está replicada en todos los ordenadores del mundo que estén conectados a la misma blockchain. En el caso de que más del 50% de los ordenadores que forman esa red blockchain no sean de la misma persona o empresa, podemos decir que la red está descentralizada. Con esto podemos decir que, no tiene un “centro de emisión, control o poder”.

En esencia una red blockchain es solo una base de datos que permite leer y escribir nuevos registros. Todo ello sin poder modificar nada de lo que exista en ella. Todos los registros que se guardan en ella están vinculados entre sí con una matemática muy avanzada. Haciendo imposible incluir algo que no sea coherente con el resto de registros incluidos.

¿Cómo se construye una blockchain?

Ahora bien la construcción y el funcionamiento de la blockchain depende de una serie de elementos que examinaremos a continuación:

Bloques

Un bloque es un conjunto de transacciones confirmadas e información adicional que se ha incluido en la cadena de bloques. Cada bloque que forma parte de la cadena (excepto el bloque generatriz, que inicia la cadena) está formado por:

  1. Un código alfanumérico que enlaza con el bloque anterior
  2. El “paquete” de transacciones que incluye (cuyo número viene determinado por diferentes factores)
  3. Otro código alfanumérico que enlazará con el siguiente bloque.

cómo es un blockchain

El bloque en progreso intenta averiguar con cálculos el tercer punto que hemos indicado. Un código que sigue unas determinadas reglas para ser válido y solo puede sacarse probando sin parar. Pero, ¿cómo se generan estos bloques?. Pues este es el trabajo del siguiente elemento a examinar.

Mineros

Los mineros son ordenadores o equipos especializados dedicados que aportan poder computacional (o minar) a la red de bitcoin. Esta potencia se usa para verificar las transacciones que se llevan a cabo. Cada vez que alguien completa un bloque recibe una recompensa en forma de bitcoins y/o por cada transacción que se realiza.

Nodos

Un nodo es un ordenador/chip conectado a la red bitcoin utilizando un software que almacena y distribuye una copia actualizada en tiempo real de la cadena de bloques. Cada vez que un bloque se confirma y se añade a la cadena se comunica a todos los nodos y este se añade a la copia que cada uno almacena.

Una de las mayores curiosidades que tiene el protocolo bitcoin es que cada unidad no es un archivo como tal, que se envía como si fuese una película o canción, al estilo de un protocolo P2P como puede ser BitTorrent. En realidad, se produce es un registro del cambio de propiedad de una cantidad determinada de bitcoins en la cadena de bloques. El software de nodos más común en la red Bitcoin es el Bitcoin Core.

Por supuesto, todas las criptomonedas siguen esta estructura de tres partes, cada una de ellas con sus propias particularidades. Pero está sencilla forma de funcionamiento garantiza al máximo la seguridad otorgada por la blockchain.

Utilidad de la tecnología de cadena de bloques

Las utilidades de la blockchain son bastantes. De hecho, ya se trata de implementar en múltiples sectores en una carrera tecnológica que cambiará para siempre aspectos indispensables de nuestra vida individual y colectiva.

Al igual que Internet revolucionó la forma de crear, transmitir y consumir información, con la tecnología blockchain estamos en la puerta de lo que se denomina Internet del valor o Internet del dinero.

La tecnología blockchain es esencial en la creación de criptomonedas. Estas pueden usarse para transferir valor entre personas de todo el mundo. Además de digitalizar la propiedad de todo lo que tenga valor (ya sea tangible o intangible) nos permite, entre otras cosas, crear registros inmutables de propiedades y activos digitales que se pueden transferir entre las personas sin tener que requerir de un intermediario de confianza como hasta ahora (bancos, notarios…).

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿La blockchain es una de las tecnologías más seguras que tenemos?

¡CIERTO!

La blockchain y la forma en como funciona, hace que esta tecnología sea una de las más seguras que tenemos. Todo esto gracias a su estructura distribuida, el uso de criptografía fuerte y un poderoso sistema de consenso que vela por la integridad de los datos.

Conclusión

En este punto podemos decir que la tecnología blockchain es una de las más poderosas herramientas con las que contamos en la actualidad. Sus capacidades y utilidades apenas se están explorando. Sin embargo, la tecnología ha demostrado su idoneidad en diferentes usos, transformando radicalmente la forma en cómo hacemos las cosas.

Explorar y desarrollar más esta tecnología nos llevará a un punto, en donde podamos interconectar más al mundo. Todo ello sin poner en peligro nuestra privacidad y la seguridad de nuestros sistemas y datos. Gracias a esto, podemos decir que, la tecnología blockchain nos lleva al siguiente paso evolutivo tecnológico.