En las criptomonedas se dan distintos tipos de redes de ordenadores. Cada tipo cuenta con sus ventajas y desventajas, que las hacen más o menos idóneas para distintas tareas. Aprende en este artículo a distinguir y nombrar de forma correcta los formatos existentes.

Las redes de ordenadores pueden ordenarse de distintas formas, pero tres de ellas son las más comunes. Estos tipos de redes son, la red centralizada, descentralizada y la distribuida. Cada una de estas configuraciones tiene sus ventajas y desventajas, diferencias y cosas comunes. En este artículo nos centraremos en explicar de forma sencilla cada una de estas y las diferencias entre ellas.

Redes centralizadas

Una red de ordenadores centralizada es aquella en la que cada ordenador es periférico, salvo la unidad central. Sobre esta unidad central recae todo el control y gestión de la red. Es decir, toda la responsabilidad y poder de decisión recae sobre un sólo elemento, en este caso una máquina o una entidad.

Esta configuración de red es la más utilizada debido a su simplicidad y escalabilidad. Las redes centrales son capaces de manejar grandes cantidades de información rápidamente lo que las hace perfectas para servicios de alta demanda. Sin embargo, tiene un fallo bastante obvio y peligroso. Si un ataque malicioso a la unidad central se lleva con éxito, el ataque afectaría a toda la red. si la unidad central cae, toda la red deja de funcionar pues no hay una unidad de control que pueda manejar la comunicación entre el resto de ordenadores que la conforman.

Un ejemplo de este tipo de red son los servidores de datos de las empresas. Estos servicios están completamente centralizados, es la razón por la cual un fallo es capaz de afectar a todos dentro de la empresa. Por supuesto, para evitar esto se tienen copias de seguridad y servidores paralelos, pero como tal la red sigue completamente centralizada. Ripple es un claro ejemplo de una red blockchain del tipo centralizada, pues en dicha criptomoneda todo el control recae en una sola entidad.

Redes descentralizadas

Este tipo de redes de ordenadores se diferencia de las centralizadas en que no tienen una sola unidad central. En su lugar existe una serie de ordenadores que funcionan en conjunto para controlar y manejar la red. De esta forma se agrega un cierto nivel de tolerancia a fallos gracias a que este conjunto de ordenadores asumen determinadas tareas de la red.

Sin embargo, en este tipo de redes aún existe riego de un fallo catastrófico total. Esto es posible porque las redes descentralizadas aún pueden fallar si queda fuera de servicio el coordinador de la red. Con la caída de un ordenador coordinador, el resto de los ordenadores de esa subred quedan sin servicio y desconectados de la red principal. Si por ejemplo, el ordenador coordinador de red principal cae, el resto de las subredes quedan desperdigadas. En cualquiera de los casos, la pérdida de un coordinador llevaría a un desconexión de menor o mayor magnitud.

Una concepción errónea sobre este tipo de redes es que la actuación de los coordinadores es completamente autónoma. La verdad es que estos actúan como una unidad central dentro de una red más grande. Un vestigio de las redes centralizadas que aún sobrevive dentro de este modelo.

Un buen ejemplo de este tipo de redes son Facebook, Twitter, Google. Todos estos servicios cuentan con subredes dentro de una gran red y en su conjunto son capaces de manejar todos los servicios que prestan. En el mundo de las criptomonedas un caso de ejemplo de red descentralizada es Dash, EOS o Stellar, cuyo funcionamiento depende de este tipo de organización de red.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Todas las redes de criptomonedas son del tipo de red distribuida?

¡FALSO!

No todas las redes de criptomonedas son redes del tipo distribuida. Existen algunas redes blockchain que son centralizadas como el caso de Ripple (XRP)  y otras que son descentralizadas como el caso de Dash o TRON (TRX). En ambos casos, los tipos de red de esas blockchain se ajustan a las necesidades que se plantean responder. Por otro lado, redes como la de Bitcoin, Ethereum o Litecoin si son completamente distribuidas.

Redes distribuidas

Es un tipo de red cuya característica principal es la ausencia de un centro individual o colectivo. Los ordenadores en estas redes se unen uno a otro de tal forma que ninguno de ellos tiene poder de filtro sobre la información que se transmite en la red. Debido a esto, desaparece la idea de centro y periferia, características básicas en las redes centralizada y descentralizada. Pero gracias a esta estructura, si algún ordenador falla este no desconectaría al resto. Esto convierte a una red distribuida en una red práctica, robusta y eficiente.

El ejemplo más claro de este tipo de redes es Internet. Desde su nacimiento, Internet fue pensado en ser una red completamente distribuida. En principio, fue una red muy centralizada debido a los pocos ordenadores que estaban conectados en ese momento. Pero a medida que aumentaron los ordenadores interconectados, Internet pasó a convertirse en una red distribuida.

Otro buen ejemplo de redes distribuida son las redes P2P y las redes blockchain. Ambas redes nacieron con el propósito de permitir compartir información de forma segura en una red distribuida.

Aprende sobre Bitcoin y criptomonedas gratis
Suscríbete y recibirás nuestro mejor contenido en tu mail

SÍ, ENVÍADME EL CONTENIDO
Bit2Me Academy le desea feliz viaje al Universo Bitcoin
¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 5
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!