El ecosistema Klever es un ecosistema cripto que ha sido inicialmente construido sobre la blockchain de TRON que cuenta en la actualidad con un desarrollo más propio usando tecnología de Cosmos.

Aeste nuevo desarrollo se le conoce como Klever Chain, pero en ambos casos con un objetivo muy claro: acercar la tecnología blockchain al mundo de los móviles, pero, sobre todo, brindar acceso a todo un conjunto de aplicaciones descentralizadas que funcionan de forma unificada en lo que se conoce como Klever OS.

Con todo esto en mente, el ecosistema Klever ha presentado un conjunto de herramientas únicas para lograr este objetivo, entre ellas herramientas de desarrollo e integración, así como también el token Klever (símbolo de mercado KLV), el cual es el epicentro de la tokenomics de este sistema.

¿Cómo funciona Klever?

El funcionamiento de Klever se asienta sobre una serie de ideas y proyectos pensados en ofrecer todo lo necesario para aprovechar al máximo, no solo las capacidades de la red TRON, sino también para la construcción de ecosistemas interconectados con Klever Finance y su Klever Chain, dos elementos que también son vitales dentro del ecosistema Klever. Pero, para entender un poco más cómo se interconectan todos estos sistemas, explicamos cada uno de ellos.

Klever OS, construyendo un ecosistema de aplicaciones descentralizadas

En primer lugar, Klever OS es una serie de recursos de desarrollo que buscan facilitar la creación de aplicaciones descentralizadas (o Klever Apps). Entre los recursos dispuestos para esto podemos encontrar:

  1. Un completo Web SDK para el desarrollo de aplicaciones Web descentralizadas, seguras, amigables e interoperables con otras Klever Apps desplegadas en el ecosistema.
  2. Soporte para crear aplicaciones nativas en iOS y Android, usando SDKs para desarrollo móvil.
  3. Manejo altamente seguro de los monederos y todos los datos manejados por las Klever Apps. Esto incluye el manejo de seed phrase, claves privadas, API Keys y otros datos privados y estrictamente secretos de estas aplicaciones.
  4. Uso de estándares conocidos para el desarrollo de monederos. Por ello, el monedero Klever (vital para la interacción con las Klever Apps) usa criptografía de derivación HD bajo los estándares BIP32, BIP39 y BIP44, los mismos que se manejan en los monederos Bitcoin.
  5. Soporte para smarts contracts avanzados y operaciones cross-chain.

En un primer momento, todas estas funciones buscan explotar las capacidades de la red TRON, pero con el desarrollo de Klever Chain se han añadido nuevos elementos que hacen de Klever OS una mejor opción para el desarrollo de todas estas capacidades. En primer lugar, Klever Chain, al ser parte de Cosmos, se puede integrar a este ecosistema mucho más amplio y con mayor desarrollo. Adicionalmente, Klever Chain puede beneficiarse de la mejor perspectiva de escalabilidad y descentralización de Cosmos, lo que mejora su posición como proyecto a largo plazo.

Debido a esto, Klever OS puede considerarse como una serie de bloques que juntos permiten la construcción de aplicaciones descentralizadas. Herramientas que están disponibles para que los desarrolladores hagan uso de las mismas y exploten todas sus posibilidades, sea sobre la red TRON o sobre la Klever Chain.

Klever Coin, el epicentro económico de Klever

Klever Coin (KLV) es un token de utilidad que alimenta todos los productos y servicios de Klever OS y Klever Chain. El token está pensado para aportar credibilidad, agilidad, responsabilidad e independencia a los usuarios del ecosistema, además de fortalecer la relación de la comunidad. El token KLV tuvo sus inicios sobre la red TRON, como un token del tipo TRC-20, bajo este contrato en dicha red.

Sin embargo, con la llegada de Klever Chain el token KLV se ha transformado en el token nativo de esta nueva blockchain y esta red es donde se realiza la mayor parte del manejo económico de dicho token.  En todo caso, el token KLV está pensado para que pueda ser usado de las siguientes formas:

  • Staking y otras operaciones DeFi dentro de la red y aplicaciones que lo soporten.
  • Pagar comisiones de transacción (en la red Klever Chain).
  • Reducir las comisiones de intercambio cuando se usan los servicios de Klever Swap (en ambas redes). Por ejemplo, cada HODLer de KLV, por el simple hecho de tener KLV en su monedero puede reducir el pago de las comisiones correspondientes por sus operaciones dentro de la Klever Chain.
  • Realizar pagos P2P.
  • Comprar tokens VIP.
  • Participar en nuevos proyectos a través de crowdfunding.
  • Participación en mercados NFTs.
  • Creación de un sistema de quema programada de tokens KLV que reduce su circulante y ayuda a mejorar su valoración en los cripto-mercados.
  • Generación de un sistema de compra-venta de otros tokens en Klever Chain. Por ejemplo, se puede usar KLV para comprar KFI (Klever Finance Governance Token), con el cual puedes participar en la gobernanza del ecosistema Klever Finance.

El token KVL cuenta con una emisión máxima de 10 mil millones de tokens. Y pese a que existe en dos redes distintas (TRON y Klever Chain), este valor se ha respetado de forma muy clara.

De esta manera, los tenedores de KLV pueden hacer operaciones DeFi y más dentro de dos grandes como lo son TRON y Cosmos, sabiendo que en ambas redes la velocidad y las bajas comisiones son parte esencial del ecosistema blockchain sobre el que funcionan.

Klever Chain, el futuro del ecosistema

La mayor apuesta de Klever en este momento se encuentra sobre Klever Chain. La tecnología aplicada sobre esta blockchain busca, no solo facilitar el desarrollo de aplicaciones descentralizadas, sino también aprovechar los elementos tecnológicos de Cosmos para mantener una alta escalabilidad e interoperabilidad.

Adicional a esto, Klever Chain habilita el uso de tecnologías como lo serían las sidechain, las cuales amplificarán las capacidades de esta red, para sostener aplicaciones más complejas y comunidades más extensas. Klever Chain es una blockchain aún en construcción por lo que de momento, solo las operaciones básicas están disponibles: como por ejemplo la creación de tokens y aplicaciones descentralizadas básicas.

 Sin embargo, el roadmap muestra claramente que el ecosistema apunta a un rápido desarrollo de funciones más avanzadas donde KLV será parte vital de todas sus operaciones.

Dicho esto, Klever Chain poco a poco irá convirtiéndose en un nuevo referente dentro del ecosistema blockchain, uno que seguramente dará un gran impulso a su token KLV y a la comunidad que hace vida alrededor del mismo.