El auge de desarrollo de proyectos dentro del mundo de las criptomonedas ha llevado a que tengamos una enorme variedad de proyectos en los que participar y poner nuestras expectativas de cara al futuro, pero al mismo tiempo ha hecho que los rug pulls aparezcan de forma cada vez más común, llevando a sus participantes a perderlo todo por culpa de actores maliciosos que buscan sacar provecho de este auge de proyectos y de interesados en los mismos.

Esta es una realidad que se repite mucho sobre todo en el mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi). En este ecosistema existen una gran cantidad de protocolos que prometen recompensas totalmente irreales. Todo ello para atraer usuarios, para finalmente, de un momento a otro, dejar todo en solo promesas y que así los desarrolladores puedan huir con todo el dinero recolectado. Como resultado la comunidad se ve afectada económicamente y al mismo tiempo se da una mala imagen al sector, ya que, mientras los proyectos honrados buscan transformar las finanzas dando nuevas oportunidades financieras a los usuarios, otras personas no comprometidas con esa visión solo buscan oportunidades para estafar.

Pero ¿Qué es exactamente un Rug Pull? ¿Cómo podemos detectarlos y evitar caer en los mismos? Eso y más lo conocerás a continuación.

¿Qué es y cómo funciona un Rug Pull?

Un Rug Pull o “Tirón de Alfombra” es una práctica maliciosa en la que se busca manipular a los usuarios para hacer que participen económicamente en un proyecto, normalmente atraídos por promesas de altas recompensas, pero que luego solo quedan en una cosa: el cierre imprevisto del proyecto y el escape de sus “desarrolladores” con todo el dinero recaudado.

Así, un Rug Pull es una forma de estafa pensada para afectar a los inversores de proyectos que están naciendo. En el mundo blockchain es bastante común ver este tipo de estafas dentro de proyectos como ICOs, DeFi, NFTs e incluso metaversos, ya que son proyectos que generan un gran interés a los inversores, que encantados por el “buen proyecto” corren el riesgo de participar en dichas estafas, buscando buenas ganancias para terminar perdiendo todo.

Durante el boom de las ICOs en 2017 se vio un importante repunte en este tipo de prácticas, ya que muchos de esos proyectos no eran más que simple humo. De allí que Chainalysis, una reconocida empresa de análisis blockchain, reporte que las pérdidas por Rug Pull desde 2017 hasta 2022 sobrepasan los 3 mil millones dólares.

En todo estos casos, los Rug Pull siguen un esquema de funcionamiento bastante común: se inicia un nuevo proyecto que presenta su propio token nativo y los desarrolladores emparejan dicho token con otros tokens conocidos como ETH, USDT o DAI. La idea es atraer usuarios con la promesa de que el proyecto les hará ganar mucho dinero en muy poco tiempo. Así, muchos inversores llegan al proyecto, incentivados por las ganancias rápidas, pero al llegar a un punto determinado los desarrolladores cierran las puertas sin previo aviso, dejan de mantener contacto y escapan con todo. Detrás solo quedan usuarios estafados, monederos vacíos y nadie a quien reclamar.

¿Cómo identificar un Rug Pull?

Ahora bien ¿Cómo podemos detectar que estamos ante un proyecto con potencial peligro de Rug Pull? Pues bien, la primera línea de defensa en este caso es hacer una buena investigación del proyecto y de sus desarrolladores. El conocido DYOR (Do Your Own Research, o Haz tu propia investigación) es la mejor herramienta con la que contamos para evitar caer en estas trampas.

En todo caso, cuando hagas un DYOR ten en cuenta los siguientes puntos:

  1. Revisa el historial de proyectos y comunitario de los desarrolladores y fundadores del proyecto. Si el desarrollador y fundador de un proyecto es conocido, tiene amplia experiencia en el sector y ha tenido otros proyectos exitosos, lo más probable es que estés frente a un proyecto con futuro. Sin embargo, si el desarrollador y fundador es un desconocido o ha tenido proyectos con características sospechosas o directamente estafas, lo mejor es no arriesgarse y pasar de participar en dicho proyecto.
  2. Si el proyecto tiene una visión y objetivos poco claros y su whitepaper es inexistente o directamente es un panfleto que solo habla de ganancias y nada más, entonces tienes otro elemento de alerta para no participar en dicho proyecto.
  3. Verificar el fondo de liquidez del proyecto. Esta es una forma fácil y rápida de saber si debemos fiarnos del proyecto y comprobar la liquidez del grupo que estemos investigando. A mayor liquidez, más fuerte es el proyecto. Si el proyecto, tiene poca liquidez o la liquidez es muy reciente (por el alud de inversores que llegan e inyectan la misma), debes tener mucho cuidado si vas a participar.
  4. Hacen uso de técnicas sociales para skyrocketing. Por ello si notamos un aumento repentino en el mismo día como un x50 o x100, se puede tratar de una trampa para atraer inversores. Si a eso se le añade actividad en redes sociales para influenciar en el precio, entonces estás ante un claro proyecto con el que hay que tener mucho cuidado.
  5. Una tokenomics poco clara acompañada de altas recompensas. Debemos tener cuidado con las altas recompensas o de tokenomcis sin sentido. Un proyecto que promete ganancias del 500% o más de APY, sin una tokenomics clara ni sostenible, no es un proyecto viable.

Ejemplos de un Rug Pull

Ahora bien, ¿Qué ejemplos recientes tenemos de un Rug Pull? ¿Recuerdas el token SQUID, relacionado con la famosa serie de Netflix, “El juego del Calamar”? Pues este es un claro caso de Rug Pull. Basta con ver la gráfica de mercado de este token para poder detectarlo:

Un token que fue desde 0 a 90$ y en menos de 24 horas llegó nuevamente a los 0$ y se quedó allí porque sus desarrolladores se fueron con todo el dinero del “nuevo proyecto blockchain”.

Esta práctica es muy utilizada por las shitcoins y memecoins. Por ejemplo, Floki Inu, es un rug pull de libro en todo lugar, algo que podemos ver en su gráfica de mercado. Su valor actual de 0,000009386 $, lo que nos deja claro que es un proyecto con nada de futuro, y más sabiendo que no hay desarrollo alguno detrás del mismo.

En todo caso, los usuarios e interesados en el mundo cripto deben mantenerse alejados y evitar los Rug Pull, sobre todo si quieren disfrutar realmente de todo lo que puede ofrecernos este ecosistema y sus diferentes utilidades.