Cardano (ADA), es una criptomoneda y blockchain de tercera generación que ha sido construida en base a estudios revisados por pares, lo que le ha llevado a ser considerada la “primera blockchain cientifica del criptomundo”.

Símbolo
ADA
Logotipo
Cardano logo
Algoritmo
PoS
Consenso
Ouroboros

Uno de los proyectos más interesantes dentro de la comunidad cripto, es Cardano (ADA). Este proyecto, en realidad es un rico ecosistema que es considerado como una blockchain de tercera generación y cuyo objetivo es brindar escalabilidad y seguridad.

Para lograr estos objetivos, Cardano se ha hecho de una larga batería de avances tecnológicos muy interesantes. Lo que le ha permitido alcanzar varios e importantes objetivos en este sentido. Pero no solo eso, ha demostrado que la tecnología blockchain tiene la capacidad de hacer frente a los retos de hoy y del futuro sin problemas.

Por esta razón, en este nuevo artículo conocerás todo lo que debes saber sobre Cardano, cómo funciona y la forma en cómo planea revolucionar el mundo.

Inicios del proyecto Cardano

Hablar de los inicios de Cardano como proyecto, nos lleva a indicar en primer lugar, su mayor diferencia con el resto de proyectos blockchains. Y es que, a Cardano, se le considera una blockchain desarrollada científicamente. Pero ¿Qué significa esto?

La primera blockchain científica

Pues bien, recuerda por un momento que Bitcoin fue lanzado con un protocolo y un código fuente que fue creado por un individuo (o grupo de individuos) desconocido. No solo eso, ese código y las ideas plasmadas fueron únicamente revisadas a plenitud por unos pocos dentro de la comunidad. Para una idea como la de Bitcoin, con su intención de ser el dinero digital del mundo, muchos podrían pensar que es un proyecto poco serio. De hecho, es lo que muchos pensaron en un principio. La idea, sin embargo, resultó revolucionaria y, hasta nuestros días, se mantiene firme.

Pero, aun así, hay algo vital en todo el desarrollo de Bitcoin que dista radicalmente de esa “forma tan informal de desarrollo”. Y, pensémoslo por un momento, Bitcoin es la aglutinación de varias tecnologías como la criptografía asimétrica y las funciones hash. Así como los árboles Merkle, la Teoría de Juegos, protocolos resistentes a fallas bizantinas (BFT). Examinando bien, todas estas han pasado por un largo periodo de revisión de desarrollo, revisión científica y de pares en todo el mundo. Esto último, es algo que Bitcoin se saltó, que Ethereum y muchas otras criptomonedas obviaron: sus protocolos iniciales meramente eran una idea de algún desconocido lanzada al viento, sin revisión y verificación científica certera. Son todo un éxito, pero carecen de esos elementos.

Esto ciertamente no se cumple en Cardano, porque su historia de desarrollo es una historia que aplica el método científico, de revisión de pares desde la primera hasta la última palabra de su whitepaper y todo su desarrollo. Esto le ha valido a Cardano el nombre que indicamos más arriba: la primera blockchain científica.

El origen de la idea

El proyecto Cardano comenzó su desarrollo en 2015, con la creación de la compañía IOHK. La empresa fue creada por Jeremy Wood y Charles Hoskinson. Hoskinson, quien es bien conocido en el mundo cripto, se describe a sí mismo como un “empresario de criptomonedas”. De hecho, Hoskinson y su reconocimiento en la comunidad vienen también por su participación dentro de uno de los grandes proyectos blockchain, Ethereum, donde fue cofundador de esta criptomoneda, hasta que las diferencias lo llevaron por otro camino.

Stellar Network

Sin embargo, esto no evitó que Hoskinson, titulado en Matemática y especialista en Teoría Numérica, tuviera una gran participación abriendo espacios académicos dedicados a la tecnología blockchain. Entre esos trabajos destacan su trabajo en la Universidad de Edinburgo y el Instituto de Tecnología de Tokio, así como un proyecto de investigación blockchain en la Universidad de Wyoming. Experiencias que luego sumarían su grano de arena dentro del desarrollo de Cardano.

Tras dos años de desarrollo, Cardano se hizo una realidad palpable. Para ser más exactos, el 23 de septiembre de 2017, se minó con éxito el primer bloque de esta criptomoneda, comenzando su inalterable historia.

El nombre del proyecto, deriva del nombre de Girolamo Cardano, un erudito y médico italiano conocido por los primeros cálculos sistemáticos de probabilidades. Su token nativo, ADA, deriva su nombre de Ada Lovelace, quien fue una reconocida matemática y escritora inglesa, conocida principalmente por su trabajo en la computadora mecánica de propósito general propuesta por Charles Babbage, la Máquina Analítica. Desde este punto, el claro tinte científico del proyecto se deja patente en cada aspecto.

De hecho, desde un primer momento, Cardano se distinguió por sus claras explicaciones, un conjunto claro de hitos y desarrollo para el proyecto. La idea detrás de todo esto no solo era explicar claramente su trabajo, sino también demostrar que el proyecto apuntaba a largo plazo. Y que buscaba resolver problemas como la escalabilidad, mejorar la descentralización y la seguridad de la tecnología blockchain. Esto le valió a Cardano ser clasificada como una blockchain de tercera generación.

Es decir, una con capacidades para enviar y recibir valor, programar smart contracts y contar con una arquitectura modular y fácilmente ajustable.
Pero más allá de esto, Cardano ha seguido un claro camino de desarrollo, uno que le ha permitido alcanzar grandes hitos. Y esto es algo que han podido lograr gracias al apoyo de IOHK y la enorme comunidad científica, de usuarios y desarrolladores que ha unido a su alrededor.

¿Cómo funciona Cardano (ADA)?

El funcionamiento de Cardano se asienta sobre un grupo de tecnologías bien pensadas, todas ellas trabajando en conjunto por hacer de Cardano una blockchain de alta velocidad. Entre esas tecnologías destacaremos las más importantes, con el fin de que conozcas las mismas y puedas reconocer sus capacidades.
Ouroboros, el algoritmo de consenso de Cardano

El algoritmo de consenso de Cardano recibe el nombre de Ouroboros, el cual es una variante del algoritmo de consenso Proof of Stake o de Prueba de Participación (PoS). El nombre Ouroboros, proviene de un símbolo mítico usado en la antigüedad por varias civilizaciones y por los alquímicos, y representa el ciclo infinito de las cosas.

Sin embargo, el diseño de Ouroboros no solo responde a un nombre extrañamente llamativo. Sino a un aspecto técnico más serio, y es el hecho de que Ouroboros, es considerado un protocolo comprobable y reproduciblemente seguro. Esto debido a que es el primer protocolo que ha pasado por una revisión de pares y demostraciones matemáticas extensas para comprobar esto.

Esto es vital porque al ser Ouroboros el corazón de la minería y control de consenso de la red, su resistencia debe ser vital para el funcionamiento de la red. Al ser un protocolo PoS, Ouroboros es rápido, altamente escalable, eficiente energéticamente y todo ello sin renunciar a la seguridad y la descentralización. De hecho, Ouroboros está programado para emitir un nuevo bloque cada 20 segundos a la blockchain, garantizando con ello una gran velocidad de confirmación.

Es precisamente estos dos últimos puntos lo que llevarán a las modificaciones de Ouroboros frente al usual protocolo PoS. Recordemos que en PoS, los bloques son creados por los validadores, quienes son elegidos por un sorteo dentro de la red. Las posibilidades de resultar electos aumentan a medida que tu participación (medida en tokens bloqueados) sea mayor.

En la actualidad existen varias implementaciones de Ouroboros, la usada en Cardano actualmente recibe el nombre Ouroboros Praos, y la próxima versión ha recibido el nombre de Ouroboros Hydra.

Slots y Epochs, dentro de Ouroboros

Pero en Ouroboros podemos ver dos nuevos conceptos que no se ven en otros sistemas PoS. Estamos hablando de los intervalos (slots) y ciclos (epochs). Los intervalos o slots en Ouroboros, son intervalos de tiempo que duran 1 segundo. Mientras que los epochs o ciclos, tienen una duración de 5 días a 432.000 slots. La producción de estos slots y epochs también responde al sistema PoS, asegurando así que los mismos puedan producirse en todo momento, y bajo un sistema descentralizado de producción.

Esto ofrece una fuerte protección contra participantes malintencionados que buscan subvertir el protocolo, ya que su validación sólo puede darse durante su época y slot correspondiente, en una ventana de tiempo de 20 segundos, en caso contrario, deberán esperar a un nuevo proceso de elección para participar. Además, de los bloques generados por el resto de nominados, solo uno de ellos llegará la cadena mientras se rechazan el resto, disminuyen las reorganizaciones de cadena y la generación involuntaria de forks dentro de la misma.

Así nos queda que Ouroboros procesa los bloques de transacciones dividiendo las cadenas en épocas, que se dividen a su vez en intervalos de tiempo. Se elige un líder de slots para cada slot de tiempo y es responsable de agregar un bloque a la cadena. Para protegerse contra los intentos adversarios de subvertir el protocolo, cada nuevo líder de slot debe considerar los últimos bloques de la cadena recibida como transitorios: sólo se considera resuelta la cadena que precede a un número preespecificado de bloques transitorios.

Esto también se conoce como retraso en la liquidación y es el mecanismo a través del cual el libro mayor se pasa de forma segura entre los participantes. Al finalizar este proceso, el líder de la época, realiza el epoch, lo firma y continúa el proceso.

Stake pools, concentrando el poder de staking

Una stake pool, no es más que un nodo confiable que se centra en mantener y concentrar el interés combinado de varios nodos en una sola entidad. Son por decirlo en una forma, el equivalente a los pools de minería, solo que en esta ocasión no concentran poder minero, sino la confianza, el voto y delegación para generar bloques dentro de Cardano usando el protocolo Ouroboros.

Política monetaria del proyecto

En primer lugar, la emisión máxima de monedas dentro de Cardano es de un total de 45 mil millones de tokens ADA. Esto dentro de un sistema de emisión deflacionario, que se ajusta de forma dinámica tomando en cuenta la siguiente formulación y variables:

Stellar Network

Estos elementos se definen de la siguiente manera:

R: recompensas totales disponibles para esta época. Es decir, la cantidad de monedas que aún quedan por emitir.
a0: factor de influencia del staking del pool (puede estar entre 0 e infinito)
z0: tamaño relativo de saturación del grupo, es decir, 0,5% basado en un número de grupos deseados (k = 200)
σ: participación delegada al grupo (incluida la participación comprometida por los propietarios y la participación delegada por otros)
σ ’= min (σ, z0) – como σ, pero limitado a z0
s – participación prometida por los propietarios
s ’= min (s, z0) – como s, pero limitado a z0

Un sistema bastante complejo, pero que resulta idóneo para el sistema monetario manejado por Cardano. De hecho, la recompensa usual por bloque generado está cercana a los 750 ADA por bloque (en el epoch 242).

CCL y CSL, las capas de funcionamiento de Cardano

Otra parte importante en el funcionamiento de Cardano, es que su red en realidad está dividida en dos capas bien definida, alejándose del concepto monolítico de otras blockchain. Estas capas reciben el nombre de CCL y CSL.

La CSL, es la capa que maneja todo lo relacionado al libro contable (ledger) o historial de Cardano, así como el conjunto de reglas principales de consenso de la red. Es sobre esta capa donde tiene lugar el protocolo de consenso, la emisión de recompensas, y el manejo de transacciones de la red.

Sin embargo, las capacidades de la CSL no terminan allí, ya que esta capa ha sido diseñada con el fin de cumplir las siguientes tareas:

  1. Maneja el lenguaje de scripting, necesario para la realización de operaciones en la red.
  2. Características para mejorar la protección de superposición de operaciones, así como la capacidad de brindar interoperabilidad sidechain.
  3. Soporte para múltiples tipos de firmas criptográficas, incluyendo quantum-resistentes.
  4. Modularidad y extensibilidad.

Por otra parte, la CCL es la capa encargada de mantener toda la información sobre lo que pasa con las transacciones que se realizan en la plataforma. La idea de esta CCL es la de incluir funcionalidades adicionales que no afecten el consenso base de la red, asentado en la capa CSL.

Esto permitiría que Cardano pudiera aplicar reglas de consenso adicionales sobre esta capa, permitiéndole unirse a otras redes, interoperando con ellas, sin afectar el core de su tecnología y facilitando la evolución de la red como un todo. De esta forma, Cardano podrá contar con smart contracts (con la activación de Plutus y su actualización Goguen), aunque no es su único uso o posibilidad.

Otra capacidad de la CCL es que los smart contracts pueden dirigirse a las máquinas virtuales necesarias para su procesamiento. De forma nativa, los smart contracts de Cardano estarán escritos en lenguaje Haskell, lo que los hará muy fácil de escribir y extremadamente potentes. Pero, CCL puede ampliar dicha posibilidad al permitir unir una infraestructura compatible con la EVM de Ethereum, permitiendo que los contratos sean escritos en Solidity y ejecutados en la red, teniendo repercusión sobre la misma.

ADA, el token nativo de Cardano

El token nativo de Cardano tal como hemos comentado es ADA. La idea del proyecto Cardano es convertir a ADA en un token de primera clase, superando incluso a Bitcoin o Ethereum, al permitir transacciones económicas y seguras. Y al mismo tiempo, al ser el token nativo de una plataforma con potentes smart contracts escalables.

Por supuesto, en este camino ADA ya ha recorrido mucho hasta ahora, posicionándose como una de las 10 criptomonedas más grandes del mundo, con una capitalización que supera los 8 mil millones de euros.

En este sentido, la activación de las actualizaciones Goguen, Basho y Voltaire en la red Cardano, seguramente llevarán a una explosión en el valor de Cardano, por lo que su desarrollo hasta 2022 será muy interesante para la criptocomunidad.

El futuro de Cardano

En un principio les contamos que Cardano tiene un roadmap de desarrollo muy claro, uno que han ido cumpliendo con éxito.

En la actualidad, Cardano se encuentra en la edad Shelley, la cual fue activada en junio de 2020. Gracias a Shelley, la red logró mejorar la descentralización de la red, así como mejorar su escalabilidad con la aplicación del algoritmo de consenso Ouroboros Praos. Como resultado, la red se hizo más descentralizada, segura, rápida y escalable. Pero aún queda mucho camino por recorrer, y este camino está marcado por interesantes actualizaciones de las que hablaremos a continuación.

Goguen, la llegada de los smart contracts

El siguiente paso de Cardano es incluir smart contracts en su red, y eso lo logrará con la llegada de Goguen. Con esta actualización, Cardano tendrá la capacidad de mantener DApps sobre su red las cuales serán programadas usando el lenguaje de programación Plutus, una adaptación de Haskell para esta blockchain. De hecho, ya Plutus puede revisarse y su versión estable ha sido lanzada.

Basho, optimizando la plataforma

La segunda mayor actualización que queda en el roadmap actual de Cardano es Basho, y está destinada a optimizar al máximo la plataforma. El principal objetivo de esta actualización es la interoperabilidad y la inclusión de las sidechains (cadenas laterales) lo que permitirá que Cardano ofrezca sus servicios de forma mucho más optimizada y con al menos en dos órdenes de magnitud en sus capacidades.

De esta forma, En general, la era de Basho verá a Cardano convertirse en una de las plataformas de blockchain de mayor rendimiento, resiliencia y flexibilidad de la industria. Esto proporcionará una infraestructura de red con la capacidad de escalar de una manera sostenible y segura, así como la capacidad de agregar nuevas funcionalidades sin comprometer la confiabilidad en el núcleo de la red.

Voltaire, gobernanza on-chain para el proyecto

La última etapa de Cardano es alcanzar la gobernanza on-chain y con ella, una mayor descentralización que la alcanzada con Shelley, así como también alcanzar la autosuficiencia en su desarrollo.

Para ello, Voltaire creará una infraestructura de gobernanza on-chain y un sistema de tesoro descentralizado, con el fin de mantener financiación para el proyecto y su sano desarrollo en el tiempo. En este punto, IOHK dejará de ser el brazo económico de Cardano, y el proyecto tendrá total libertad en su destino.

Conclusiones

En este punto queda muy claro que Cardano es un proyecto muy bien pensado. La calidad de sus documentos técnicos, la generación de nuevos e interesantes conceptos para esta tecnología, son solo una muestra del potencial que Cardano tiene en su poder.

Adicionalmente, su token ADA es quizás una de las monedas de mayor crecimiento en este momento dentro de la comunidad cripto, tomando posición por sobre proyectos con más trayectoria como Litecoin (LTC), Bitcoin Cash (BCH) y acercándose a otros como Ripple (XRP) y Polkadot (DOT).

Su principal contra es que este proyecto aún tiene mucho camino por recorrer. La falta de smart contracts, y las actualizaciones complejas de la plataforma le dejan detrás de otras blockchain y criptomonedas en este momento. Sin embargo, esta debilidad es más bien temporal, y pronto Cardano podría sorprender al mundo, cuando sus actualizaciones mayores sean una realidad habilitando estas tecnologías de forma nativa en su red.

En todo caso, Cardano es un proyecto con un fuerte desarrollo, y dentro del mismo muchos se esfuerzan al máximo por hacer de este proyecto uno de los grandes referentes del mundo cripto.

Enlaces de interés

Web Oficial

Cardano - ADA

Web Oficial

Ir a la web oficial

Whitepaper

Cardano - ADA

Whitepaper

Ir al whitepaper

Twitter Oficial

Cardano - ADA

Telegram

Cardano - ADA

Hilo de Reddit

Cardano - ADA

GitHub Oficial

Cardano - ADA

GitHub Oficial

Ir al GitHub

Facebook Oficial

Cardano - ADA

Facebook Oficial

Ir al Facebook oficial

Foro Bitcointalk

Cardano - ADA

Block Explorer

Cardano - ADA