El criptojacking es una forma muy extendida de minería ilegal de criptomonedas. En este tipo de ataque, es la víctima quien mina las criptomonedas para el atacante, sin que este último haya solicitado permiso.