Una criptomoneda es un nuevo tipo de divisa o moneda digital que utiliza criptografía (matemáticas avanzadas) para no depender de entidades centrales que emiten y controlen el dinero.

Una criptomoneda es una forma de dinero o divisa P2P (peer to peer) puramente digital. Al ser digitales, es posible enviarlas a cualquier parte del mundo en cuestión de segundos. Y lo mejor de todo, podemos hacerlo sin necesidad de intermediarios como un banco. Además como cualquier otra divisa, puedes cambiarlas por bienes y servicios. Tal cual como lo hacemos hoy en día con las monedas tradicionales como el Euro o el Dólar.

Entonces si se parecen tanto al dinero que conocemos, ¿por qué las han creado?. Pues bien la respuesta corta es: estas divisas digitales son definitivamente una mejor forma de dinero. De hecho, son la mejor forma de dinero digital que pueda existir. La razones que sustentan esta afirmación son la seguridad, transparencia y privacidad que nos permiten experimentar. Características que podemos experimentar gracias a la tecnología blockchain.  Y es que una blockchain, no es más que una bases de datos sostenida por una red descentralizada en su totalidad.

Pero adicional a esto, la blockchain hace uso de criptografía asimétrica avanzada. Es decir, hace uso de las conocidas clave pública y clave privada. Todo ello con el fin de crear un sistema de pago que te permite enviar dinero con un alcance global, incensurable, seguro e inmutable. Esto ha llevado a un boom en el desarrollo de esta tecnología. Una situación que podemos ver plasmada en los miles de sitios que ahora aceptan criptomonedas como forma de pago.

En tal sentido, desde Bit2Me nos hemos puesto la meta de enseñarte todo lo que debes saber sobre esta forma de dinero digital. Esto con el fin de que puedas conocerlas y disfrutar de sus bondades. Para ello te invitamos a seguir leyendo este artículo especialmente dirigido a explicar todo lo que debes saber las mismas.

Criptomoneda vs FIAT: ¿Cuál es mejor?

Como dijimos en un principio, las criptomonedas son una especie de moneda digital, y guardan cierta relación con el dinero dinero fiat (divisas tradicionales). Sin embargo, las criptodivisas y el dinero fiat tienen enorme diferencias. Entre estas diferencias podemos mencionar la organización y el control de las misma. Además de la forma en cómo se evalúa valor por parte de los usuarios.

En el caso de las criptodivisas, estas no se encuentran controladas por ningún gobierno o institución, son descentralizadas. Además su valor depende directamente de la confianza de los usuarios. Sin embargo, el dinero fiat es completamente opuesto. Depende de los bancos o de la autoridad central autorizada y los gobiernos para su funcionamiento. Toda esta centralización permite que estos actores manejen a su antojo estas divisas.

Otra característica principal de las criptodivisas es que están basadas en criptografía. Con ello, se busca que las operaciones no sean fácilmente modificables. Además suelen ser origen de proyectos de código abierto (auditables para cualquiera). Pero lo más importante, es que su libro contable (la blockchain o cadena de bloques) está formado por una red enorme base de datos. Sostenida por miles de ordenadores en todo el mundo y que funcionan de forma descentralizada y por consenso.

Otra gran ventaja es que son de código abierto,  cualquiera puede acceder al código. Con esto pueden  desarrollar una nueva criptomoneda en base a una existente en el mercado. Además permite validar el código o detectar diferentes problemas y fallos. Esto obviamente tiene un gran impacto en la seguridad de las mismas y garantiza también que su desarrollo se mantenga en el tiempo.

Algunos puntos importantes sobre las criptomonedas

  • No están controladas/emitidas por ningún gobierno o institución.
  • Su valor depende directamente de la confianza de sus usuarios.
  • Están basadas en criptografía.
  • Son de código abierto.
  • Su libro contable está formado por una red de ordenadores formando su blockchain.

Blockchain: El corazón de las criptomonedas

Esta cadena de bloques no es más que una forma de registro de operaciones y totales. En ella, se lleva la cuenta de todas las unidades de una criptodivisa que hay en circulación y todas las operaciones realizadas.

Cada criptodivisa tiene su propia blockchain, que realiza la función de libro mayor o libro contable (entre otras misiones). Por tanto cada una de estas monedas tiene su propio registro, es decir su propio libro contable de registro de unidades y transacciones.

Esta red blockchain es de carácter distribuido, como las redes P2P de archivos BitTorrent. Hay toda una red de ordenadores interconectados a lo largo del mundo que valida y almacena la información de esta red. Gracias a esto hay millones de copias de seguridad sincronizándose en todo momento para salvaguardar la información al instante. Así, la información de la creación y distribución del dinero mediante las transacciones, queda registrada de forma inmutable. Y por inmutable, se entiende que su manipulación no es posible.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Podemos utilizar las criptomonedas como dinero?

¡CIERTO!

Hace tiempo que puedes comprar cosas con criptomonedas o cambiarlas por trabajo. Lo único que las diferencia del dinero fiduciario es su tecnología y su carácter descentralizado.

El origen de las criptomonedas

Su origen está en la década de los 80 cuando el movimiento Cypherpunk apostaba por el uso de la criptografía como medio para un cambio social y político.

En 1990 David Chaum desarrolló una forma de dinero digtial llamado Digicash. Este era un dinero electrónico centralizado que permitía realizar transacciones anónimas y seguras. Pero siete años más tarde, Adam Back ideó Hashcash basándose en la prueba de trabajo para reducir el spam y los ataques DDoS. Este software fue quien sentó las bases de los protocolos de seguridad y minería de las criptomonedas del futuro. Mas tarde, Wei Dai diseñaría b-money. Esta era una moneda virtual que usaba un esquema de minería criptográfica muy avanzado. Pese a que nunca se completo este proyecto, b-money es considerada por muchos la primera criptomoneda del mundo.

Pero fue en 2008 cuando Satoshi Nakamotode quien se desconoce la identidad real, publicó el whitepaper de Bitcoin. Este era el nacimiento de la primera criptomoneda completamente descentralizada, el Bitcoin. Para conseguir esto, Nakamoto se apoyó en la tecnología blockchain mediante prueba de trabajo ideada por Adam Back, usando Hashcash. Así, Satoshi propuso utilizar el algoritmo SHA-256, como función hash de criptografía y un sistema de Proof-of-Work (PoW).

Desde entonces, la tecnología ha llamado y capturado la atención del mundo entero. En la actualidad existen miles de criptomonedas distintas cada una de ellas creadas con el fin de mejora la tecnología. Sin embargo, son pocos los casos que han logrado este objetivo y alcanzado una alta audiencia y usuarios. Hablamos de casos como el de Ethereum, Bitcoin Cash, Dash, EOS, Monero, Grin o ZCash. Cada una de estas criptomonedas tienen características muy particulares con las que buscan mejorar su presencia en todo el mundo. Una sana competencia que busca brindar lo mejor que esta tecnología puede ofrecer en todos los rincones del mundo.

¿Qué hace a las criptomonedas una invención sin igual?

Desde la invención de este tipo de dinero digital, son muchos los especialistas que se han hablado sobre las mismas y sus singulares características. Uno de estos especialistas es Jan Lansky. Lansky realizó un trabajo titulado “Possible State Approaches to Cryptocurrencies“, presentado en el año 2018 en el que describe a estas monedas digitales de la siguiente forma:

  1. El sistema no necesita una autoridad central. Así, su estado es mantenido a través de un consenso distribuido.
  2. El sistema mantiene todas las unidades y su propietario.
  3. El sistema define si se pueden crear nuevas unidades. En este caso, el sistema debe definir las circunstancias de su origen y cómo determinar el propietario de las nuevas unidades.
  4. Solo se puede asegurar la propiedad de una unidad a un usuario de manera criptográfica.
  5. El sistema permite las transacciones de unidades, en las cuales se cambia el propietario de dichas unidades. Una transacción solo puede ser efectuada si se puede probar el actual propietario de estas unidades.
  6. Si se efectúan dos transacciones sobre las mismas unidades, el sistema solo ejecuta una de ellas.

En esta serie de características se encierra la naturaleza de las criptomoneda y los que las hace ser lo que son. Es decir, todo sistema de moneda digital que cumpla estos requisitos puede considerarse una criptomoneda en toda su extensión.

El futuro de las criptomonedas

El futuro de las criptomonedas es esplendoroso. Desde su creación en 2008, pasaron de ser una simple curiosidad, ha ser una fuerza económica global muy importante. Pero no solo eso, han demostrado que otra forma de control económico es posible. Uno donde la economía no responda a los interés y manipulaciones de grupos de poder, sino que sea completamente libre y descentralizada. Una forma de economía donde flagelos como la inflación descontrolada no tiene cabida.

Pero además, también han abierto las puertas a una economía que llegue a todos en el mundo. Ya no hace falta que una persona tenga una cuenta bancaria para enviar o recibir dinero, un simple monedero de criptomoneda basta y sobra para tal tarea. Esto abre las puertas a una verdadera revolución financiera mundial, de la que apenas estamos empezando a ser testigos. Imagine que en futuro usted decida comprar un auto o una casa. Tan solo le bastaría acceder a una DAPP, solicitar un prestamos poniendo en garantía sus criptomonedas y de forma casi instantánea su préstamo es aprobado. Sin necesidad de papeleos, de ir a un banco y enormes tiempos de espera. Esto es tan solo una muestra del poder inmenso de las criptomonedas, la blockchain y de lo que podemos esperar a futuro.

Pero la revolución no se detiene allí, de hecho, es posible imaginar un mundo más revolucionario aún. Uno donde cada cosa conectada a Internet pueda interactuar con las demás de forma segura. Una donde sin importar en que país usted viva, pueda acceder a productos y servicios en cualquier parte del mundo y pagarlos sin complicaciones. Este es el poder de las criptomonedas. Un poder que nos dice que el futuro de las criptomonedas está asegurado y que apenas estamos empezando a construirlo.

¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 3.9
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!