La clave pública es un identificador que podemos compartir a voluntad que nos permite bitcoins y criptomonedas por parte de terceros. Es una de las dos partes que forman el conjunto de claves creadas por la criptografía asimétrica para compartir secretos de forma segura.