ECDSA son las siglas  en inglés de Elliptic Curve Digital Signature Algorithm (Algoritmo de Firma Digital de Curva Elíptica). Este sistema, se utiliza para crear una firma digital que permite la verificación por parte de terceros sin comprometer la seguridad.

Principios básicos de ECDSA

El funcionamiento matemático y algorítmico de ECDSA es bastante complejo. Para empezar, ECDSA basa su funcionamiento en base a una ecuación matemática que dibuja una curva. El proceso, a grandes rasgos, sería el siguiente:

El algoritmo ECDSA funciona mediante un mecanismo de criptografía llamado, criptografía asimétrica. Este sistema de firmado, genera dos claves que reciben el nombre de clave privada y clave pública. Ambas claves están relacionadas por una compleja operación matemática realizada sobre una función de curva elíptica.

Bajo este esquema de funcionamiento, ECDSA garantiza en primera instancia lo siguiente:

  1. Firmas únicas e irrepetibles para cada conjunto de generación de claves privadas y públicas.
  2. La imposibilidad práctica de falsificar las firmas digitales. Esto es así porque la potencia computacional necesaria para ello, está fuera de los límites actuales.

Gracias a estas dos características, ECDSA se considera un estándar seguro para desplegar sistemas de firmas digitales. Su uso en la actualidad es tan variado, que hay aplicación de las mismas en casi todos los campos informáticos. Por ejemplo, la infraestructura