La criptografía es una técnica utilizada para salvaguardar los datos e impedir que terceros no autorizados puedan acceder a información valiosa o alterarla para su propio beneficio o en perjuicio de otros.

Una de las técnicas más antiguas utilizadas para proteger información es la criptografía. Esta técnica es tan antigua como la escritura. Y uno de los muchos ejemplos que encontramos sobre su uso, es el interesante caso de la historia de la máquina Enigma, usada por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial para cifrar los mensajes en el frente de batalla.

La palabra criptografía proviene del griego κριπτός (kryptós = recubierto, oculto), γραφειν (grafein = escribir), y el sufijo -ia (usada para crear sustantivos abstractos). El mensaje cifrado en sí está a la vista. Se puede leer, pero su significado está oculto. Así, podemos decir que mediante la criptografía una persona puede ocultar un texto o una información, para que solo el emisor y el receptor puedan interpretarlo.

Con el creciente auge y desarrollo de la informática, esta fue ampliamente divulgada y modificada para su uso. Ahora se basa en complejos algoritmos matemáticos que se encargan de cifrar los mensajes. Tienen la tarea de garantizar confidencialidad entre las partes y la integridad de la información. A su vez que ofrece la autenticación tanto del emisor como del receptor, garantiza que el emisor o el receptor pueda repudiar el mensaje. Y por último, garantiza que el mensaje es nuevo, es decir, que no es repetido.

Las bases de la criptografía informática se establece en los artículos “A Mathematical Theory of Communication” de 1948 y “Communication Theory of Secrecy Systems” de 1949. Ambos publicados por Claude Shannon que establecen las bases de la teoría de la información y de la criptografía moderna.

“New directions of Crytography”, desarrollado por Whitfiled Diffie y Martin Hellman en 1976 establece el concepto de criptografía de clave pública. La consolidación de la criptografía llega en 1977 con la publicación del algoritmo RSA, desarrollado por los matemáticos Ron Rivest, Adi Shamir y Len Adleman.

Criptografía y seguridad

Hoy en día, la criptografía es uno de los pilares fundamentales en los que se basa la tecnología blockchain. Ésta permite el funcionamiento de la red, garantiza los mecanismos de consenso entre los usuarios y la integridad de la blockchain.

Para garantizar que nadie externo puede acceder a los datos se utiliza la criptografía de clave pública (criptografía asimétrica) y la criptografía de clave secreta (criptografía simétrica) que desarrollaremos más adelante. El cifrado de clave pública genera un hash que hace más sencilla la distribución de la información mientras que la clave privada cifra y descifra la información entre el emisor y el receptor.

En Bitcoin, la clave pública se obtiene mediante la clave privada, pero el proceso inverso es imposible de realizar. Es decir, no se puede obtener la clave privada a raíz de la clave pública. La clave pública, tras unas modificaciones posteriores, es la dirección que podemos compartir con todos los miembros de la comunidad para que nos envíen dinero. O en su caso, la que usaremos de otros usuarios de la comunidad para realizarles algún pago. No existe ningún riesgo de robo, ya que los fondos solo son accesibles mediante la clave privada.

La clave privada es similar a un PIN o contraseña que utilizamos para acceder a diferentes páginas web, pero que en este caso está cifrada añadiendo muchísima más seguridad. Esto quiere decir que nosotros introduciremos una serie de términos o palabras y éstas se cifrarán y protegerán el wallet o monedero. Solo nosotros poseemos estas palabras, por lo que debemos guardarlas con seguridad y no compartirlas con nadie. Así podremos acceder a nuestros fondos en cualquier momento.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿La tecnología blockchain hace un amplio uso de las tecnologás criptográficas?

¡CIERTO!

La tecnología blockchain hace un amplio uso de la criptografía en toda su estructura de funcionamiento. Desde las llamadas funciones hash, hasta el uso de criptografía asimétrica y simétrica, todo esto está pensando en garantizar a los usuarios los más altos niveles de seguridad posible en dicho ecosistema.

Tipos de criptografía

Como mencionamos al inicio, la criptografía puede ser simétrica o asimétrica, según el tipo de clave que emplee. Veamos esto con más detalles.

Simétrica

Este es el tipo de criptografía que se ha empleado desde los inicios de la historia y por muchísimo tiempo. También es llamada criptografía de clave privada o criptografía de una clave. Para llevarla a cabo y poder cifrar y descifrar un mensaje, se emplea una única clave que tanto el emisor como el receptor deben conocer previamente. Este es el punto débil de este método, ya que hay más probabilidad de que un tercero intercepte la clave cuando el emisor se la transmita al receptor.

En la criptografía simétrica se debe emplear una clave muy difícil de adivinar, debido a que los ordenadores actuales pueden adivinar claves muy rápidamente. Por ello, debemos considerar que como los algoritmos criptográficos son públicos, se debe garantizar que su fortaleza depende de su complejidad interna y de la longitud de la clave empleada, para evitar los ataques de fuerza bruta.

Ejemplo de criptografía de clave simétrica Bit2Me Academy

Asimétrica

También conocida como criptografía de clave pública. Este método hace uso de dos claves, una pública y una privada; por lo que no es necesario conocer una clave previamente. La clave pública puede ser enviada y dada a conocer a cualquier persona, mientras que la clave privada es la que no se debe compartir con nadie. Cuando un emisor desea enviar un mensaje, éste usa la clave pública para cifrar el mensaje y lo envía. Y solo el receptor con su clave privada puede descifrar el mensaje.

La criptografía asimétrica brinda un nivel de seguridad extraordinario, al punto de que ni siquiera la persona que cifró el mensaje, puede descifrarlo sin la clave privada. Este es el método utilizado en las criptomonedas, y es una pieza fundamental en la blockchain para poder realizar operaciones e intercambios de información entre iguales con total seguridad y sin necesidad de confiar entre sí.

Ejemplo de criptografía asimétrica

Híbrida

Es un método que usa tanto un cifrado simétrico como un asimétrico. Empleando el cifrado de clave pública para compartir una clave para el cifrado simétrico.

Conociendo los conceptos básicos de la criptografía simétrica y la criptografía asimétrica, podemos darnos cuenta de cuál es su mayor diferencia.  La seguridad que aporta la primera es de un nivel muy bajo comparado con la seguridad que aporta la segunda. Pero, la rapidez con que la criptografía simétrica cifra y descifra un mensaje es superior a la de la criptografía asimétrica. Por lo que de allí surge la criptografía híbrida.