La criptografía simétrica es una de las técnicas criptográficas más antiguas conocidas por el hombre y que aún en la actualidad ofrece un alto nivel de seguridad para hacer frente a distintas situaciones de uso, y todo ello gracias al uso de una clave secreta para cifrar y descifrar la información.