Uno de los eventos más esperados dentro del ecosistema de Ethereum es el Ethereum Merge, el cual permitirá que la actual mainnet de Ethereum, conocida como ETH1 y que está basada en el protocolo de consenso Proof of Work, se una con la Beacon Chain, una cadena de bloques que de momento ha funcionado de forma lateral usando el protocolo de consenso Proof of Stake y a la que se conoce como ETH2.

Ethereum Merge

Este proceso de unión o Merge permitirá que Ethereum pase de ser una red Proof of Work (con mineros usando el algoritmo ETHHash) a ser una red basada en Staking.

Con ello, el equipo de desarrolladores de Ethereum busca hacer evolucionar su blockchain, hacerla más eficiente a nivel energético y crear las bases para la escalabilidad por medio del sharding, una tecnología de fraccionamiento de la red blockchain que podría llevar a Ethereum a alcanzar una escalabilidad superior a las 1000 transacciones por segundo (TPS) en sus primeros momentos.

Por supuesto, todo ello sin renunciar a la Ethereum Virtual Machine (EVM), sin que ello interfiera con el funcionamiento de todos los protocolos y smart contracts desplegados y sin perder absolutamente ningún token o saldo en el proceso. De hecho, todo el historial que forma parte del Ethereum actual (ETH1) será parte integral de la ETH2 y la unión será transparente para todos.

Ciertamente, es un trabajo titánico que ha llevado a Ethereum más de 4 años de desarrollo y que, de momento, tiene una fecha plausible para hacerse realidad: el 19 de septiembre de 2022

Esta fecha se mantendrá si el evento de prueba en Goerli (una red testnet de Ethereum) se realiza de forma exitosa y, en caso de fallar, Ethereum Merge se retrasará nuevamente. Sin duda, este evento es el más relevante actualmente en el ecosistema Ethereum y de realizarse se comenzará a escribir un nuevo episodio en la historia de Ethereum.

Importancia de Ethereum Merge

La importancia de Ethereum Merge va de la mano de la evolución tecnológica de Ethereum y de su visión de convertirse en una red altamente escalable, segura y confiable. 

En primer lugar, Proof of Stake permitirá a los desarrolladores hacer que la red sea más eficiente a nivel energético, dejando atrás las preocupaciones de parte de la comunidad sobre el alto consumo de energía de Ethereum. En la actualidad, el consumo energético de la red Ethereum está sobre 110 TW/h al año, lo que equivale al consumo de energía de algunos países, como por ejemplo Países Bajos. Puedes profundizar más sobre los diferentes tipos de minería en este artículo de minería combinada o merged mining.

La llegada de la red Proof of Stake habilita una nueva forma de tokenomics en la que el staking es el eje central. Con este nuevo protocolo, los nuevos nodos de validación de la red deben hacer stake de al menos 32 ETH para formar parte del conjunto de nodos que se encargará de tomar las transacciones de la red y validarlas si se es elegido para llevar a cabo esa acción. Así, la minería PoW, dejará de ser el mecanismo de verificación y generación de consenso de la red, por lo que estos mineros deberán migrar a otras redes (ej: Ethereum Classic).

Por otro lado, la actualización también flexibiliza la infraestructura de Ethereum para desarrollar el sharding o fraccionamiento de su red. Gracias al sharding será posible crear pequeñas “redes” que se conectarán a la red principal de Ethereum, teniendo sus propios recursos que al final se unirán a la red principal y habilitarán un medio para escalar la red.

Básicamente, las “shards chains” son sidechains integradas dentro del mismo protocolo de Ethereum. Estas funcionan de forma nativa y conjunta con la red para luego recrear un mismo libro distribuido. Con esta estructura se podrán crear shards chains que ejecuten determinados smart contracts y DApps y hacer que los recursos de la red estén dedicados a este procedimiento, haciendo más eficiente esta asignación y permitiendo que la misma escale según los requerimientos de uso.

Con todo esto, no cabe duda de que Ethereum Merge será un evento de gran relevancia en el ecosistema y abrirá las puertas al futuro para esta red.

Riesgos alrededor de Ethereum Merge

Ahora bien, la llegada de Ethereum Merge no está libre de riesgos, no solo durante el evento, sino también luego del mismo. Por ejemplo, durante el evento de Ethereum Merge podría ocurrir cualquier error, lo que, dependiendo de su gravedad, puede ser simplemente ignorado o bien “romper” el historial de la blockchain y tener que hacer un rollback para la misma.

Por supuesto, para esto están las pruebas que se hacen en la red testnet, siendo la última de ellas la que se realizará en la red testnet de Goerli. Dicho evento se puede seguir usando este enlace. Si todo va bien, el evento de Goerli será la última prueba y el próximo evento se hará directo sobre la mainnet.

Otro riesgo de Ethereum Merge es la conversión de Ethereum PoW a Ethereum PoS. Proof of Stake es un protocolo muy probado y su seguridad es alta, sin embargo, la mayoría de las redes Proof of Stake carecen de un alto grado de descentralización y tienen una dificultad adicional para generar nodos completos dentro de la red.

Por ejemplo, si deseas formar parte de la red Ethereum y participar en la minería PoW actual, basta con comprar un PC sencillo y las GPUs para minar, un gasto que puede llegar a los 8.000 € para un rig de minería moderadamente potente.  

Sin embargo, si quieres participar en el protocolo PoS solo tienes dos opciones: usar un tercero (como LIDO u otros servicios) o directamente crear un nodo con 32 ETH bloqueados (una inversión de unos 58 mil € en la actualidad). Está claro que este aumento en el coste de iniciar un nodo con opción a validación hará que la red tienda a la centralización, ya que con la revalorización de ETH ese coste por nodo irá creciendo más y más.

Asimismo, las personas que persigan participar en el staking (y no alcancen para un nodo propio) inyectarán toda esa liquidez a servicios centralizados y al final eso puede suponer en gran medida la centralización final de Ethereum si no se toman otras medidas para evitarlo.

El problema no es menor y, de hecho, ya es visible, ya que más del 50% del staking está en manos de solo tres plataformas: LIDO, Coinbase y Kraken. De hecho, la mayor parte del staking dentro de la red está dentro de servicios de terceros, lo que está lejos de la realidad de la descentralización.

Pools dentro de Ethereum 2.0

Otro problema que muchos en la comunidad de Ethereum tratan de minimizar es que la conversión de Ethereum PoW a Ethereum PoS, no solo centraliza la red, sino que además altera la gobernanza y la tokenomics del mismo, y esto tiene un impacto directo a nivel regulatorio, ya que cabe la posibilidad de que Ethereum PoS pueda ser visto como un utility token. De cumplirse esta situación el impacto sobre el ecosistema sería enorme, y es por ello que existe un enorme interés por aclarar esta situación.

Otras curiosidades sobre Ethereum Merge

Con la llegada de Ethereum Merge y la activación mainnet de ETH2, la red será completamente distinta a ETH1 a nivel de protocolo, lo que nos llevará a ciertas curiosidades, entre las que podemos mencionar:

  1. El coste del gas, y por tanto las comisiones dentro de la red, no se verán afectadas por el evento y el cambio a ETH2. Es decir, ETH2 no cambiará ni hará más económicas las operaciones que puedas realizar en la red Ethereum, ya que estos valores permanecerán sin ningún cambio.
  2. La llegada de PoS generalmente es vista como un elemento que ayudará a que Ethereum sea más rápida. La realidad es que la escalabilidad de Ethereum con la llegada de ETH2 no cambiará, ya que la producción de bloques y el tamaño de los mismos no cambiará en lo absoluto. La escalabilidad de ETH2 dependerá de las “shards chain” y esas llegarán al menos para 2024.
  3. Los actuales participantes en el staking de ETH2 tendrán que esperar a la actualización Shanghai para poder retirar las ganancias obtenidas durante el funcionamiento de la Beacon Chain. Todos aquellos que participen en el staking luego del Merge podrán hacer el staking de forma directa y recibirán sus recompensas inmediatamente. La actualización Shanghai se espera que llegue para mediados de 2023.
  4. La actualización de la EVM en ETH2 y la llegada de Swarm siguen siendo trabajos en progreso de los que no hay un roadmap claro y específico. De hecho, las próximas updates de Ethereum 2.0 aún carecen de fechas bien definidas, por lo que habrá que estar atento a su web oficial para ver su evolución.

Ciertamente, Ethereum Merge será un gran evento, uno que definirá el futuro de Ethereum y el segundo mayor ecosistema cripto del mundo.

Descarga gratis la guía sobre Ethereum 2.0.

Recibe gratis en tu correo el PDF con toda la información esencial sobre Ethereum 2.0.