El merged mining o minería combinada es un protocolo que permite que dos blockchain distintas que comparten un mismo protocolo de consenso y función hash, puedan minarse de forma conjunta sin perdida de rendimiento y manteniendo un alto nivel de seguridad.