La descentralización es uno de los pilares de la construcción de los servicios Web3 con el fin de construir servicios que aprovechen las nuevas tecnologías como la blockchain, y así brindarnos un total control del contenido, mejor seguridad y privacidad.

La Web3, Web Semántica o Web Descentralizada, es una construcción en la que la tecnología blockchain y los smart contracts son los protagonistas. Así, la Web3 es una nueva evolución de la Web que nos permite leer-escribir-apropiarnos de aquello que escribimos en estos servicios Web. Servicios que a su vez, evolucionan de un sistema centralizado a uno completamente descentralizado.

La Web3 es la unión de tecnologías como la Web semántica, la Inteligencia Artificial, la introducción de la tecnología 3D, la realidad virtual, así como la llegada de la tecnología blockchain, las redes y servicios P2P para acceder a estas nuevas y potentes aplicaciones.

Así, la base del funcionamiento de la Web3 está en la descentralización y es allí donde la tecnología blockchain hace su aparición. La capacidad de la blockchain de servir de base de datos descentralizada, permite que las aplicaciones Web puedan interactuar con los usuarios. De esa forma, los usuarios pueden realizar operaciones que serían grabadas en la blockchain de tal forma que en todo momento tendríamos lo siguiente:

  1. Un historial de cada acción del usuario.
  2. Una pseudo-identidad vinculada a ese usuario.
  3. La capacidad de los usuarios para adquirir, transmitir, crear y modificar cualquier elemento dentro de la aplicación de forma segura mediante el uso de la criptografía.
  4. Así, con cada operación en una aplicación Web3, en realidad estaríamos haciendo una transacción que se registra en blockchain.

Para permitir la integración entre el mundo Web y blockchain era necesario crear un puente que permitiría unir ambos mundos. Este puente utiliza, por una parte, tecnologías Web ya conocidas como JavaScript para diseñar interfaces y la lógica para que los usuarios puedan interactuar con la aplicación desde su navegador o smartphone. Por otro lado, desde la cadena de bloques, están los smart contracts capaces de crear y manejar toda la lógica blockchain.

¿Por qué es necesaria la descentralización en Web3?

La descentralización en Web3 es esencial con el fin de construir servicios a los que se pueda acceder sin ningún tipo de impedimento. Así, interactuar con aplicaciones Web3 (o DApps) puedan ser tan sencillas como abrir una aplicación de escritorio, móvil o Web, que se conecta a una red blockchain o, a una red P2P propia, con el fin de poner a disposición los productos y servicios que presta dicha aplicación.

En toda esa relación, tu interacción con dicha aplicación te hace parte de esa red descentralizada. De esta forma, la red no puede censurarte o banearte por completo del acceso a dicha red. Tomemos, por ejemplo, la red BitTorrent, que, si bien no es un ejemplo de Web3, si es un claro ejemplo de descentralización.

Compartir datos por medio de esta red es tan sencillo como compartir un archivo .torrent o enlace “magnet”. Así, desde cualquier lugar del mundo tener acceso a dicho archivo, descargarlo y seguir compartiendo el mismo archivo con otros que deseen acceso al mismo. En la red BitTorrent, es posible el baneo o blacklist de peers, pero es tan mal visto y su incidencia tan pequeña, que se puede pasar por alto su práctica. Esto deja en claro una cosa: BitTorrent te dejará descargar el archivo que deseas, sin preguntar absolutamente nada por eso.

Con blockchain, las posibilidades de crear aplicaciones como BitTorrent crecen de forma exponencial. La capacidad de crear aplicaciones que se ejecutan en forma descentralizada. Aplicaciones que siempre están activas y que podemos acceder sin impedimentos, es un escalón más hacia la descentralización. Un ejemplo de esto lo podemos ver en aplicaciones como Aether, la cual funciona como una especie de Reddit totalmente descentralizado. Otros ejemplos los podemos ver en DTube (un YouTube descentralizado), Web3Torrent, entre otras que nos permiten algo muy importante: tener el control del acceso a dicha aplicación en todo momento.

Descentralización en la Web3

Descentralización en Web3 y su relación con el metaverso

Un punto en el que la descentralización Web3 juega un papel fundamental es la construcción de los metaversos. Los metaversos no son nada nuevo en el mundo, sin embargo, su construcción como tal siempre ha sido limitada y sobre todo centralizada. Proyectos como Habbo Hotel o Second Life, son un ejemplo del enorme interés y potencial de los metaversos, pero también de las limitaciones que la centralización ejerce sobre los mismos.

Sin embargo, la llegada de blockchain y la capacidad de la misma para descentralizar el mundo ha cambiado por completo el alcance de este tipo de construcciones. En primer lugar, acceder a los metaversos descentralizados es posible para cualquier persona. Adicionalmente, estos metaversos descentralizados generalmente son construidos por medio de Software Libre y organizaciones con una gobernanza comunitaria, que vela por el desarrollo del metaverso y su expansión funcional y tecnológica. Así, básicamente los metaversos descentralizados garantizan interacciones libres y un desarrollo alrededor de la comunidad.

En este punto, la descentralización Web3 es esencial, porque no solo da herramientas para construir el metaverso como tal, sino también otros elementos que se añaden al mismo. Por ejemplo, se puede construir un metaverso como Decentraland sobre tecnología blockchain, smart contracts y mantenerlo descentralizado.

Pero gracias a esa naturaleza, cualquier persona puede construir una aplicación o función especial que puede interactuar con Decentraland y agregar una función que sea bien (o mal) recibida por la comunidad. Básicamente, la descentralización Web3 le da a la comunidad la capacidad de crear nuevos espacios y funciones que pueden interactuar, e incluso interconectar con otros metaversos, en otras cadenas y mucho más. Así, la innovación y la construcción de estos espacios puede crecer de forma exponencial y beneficiar a ambos conceptos sin limite alguno.

Descentralización Web3 y su relación con el metaverso

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Es la descentralización total imposible de alcanzar en la Web3?

¡FALSO!

Alcanzar la descentralización total en la Web3 no es un imposible. Sin embargo, si es un trabajo arduo para el que aún se deben tomar muchas medidas. Proyectos como Ankr, son solo un pequeño avance en ese sentido, pero un avance en la dirección correcta.

¿Realmente la Web3 actual es descentralizada?

Sin embargo, en este punto donde ya podemos interactuar con muchas aplicaciones Web3, debemos hacernos la pregunta: ¿Realmente la Web3 actual es descentralizada? La respuesta corta es: No. Y por muy chocante que sea, esa es la realidad actualmente, una realidad que debe aceptarse, revisarse y superarse.

Pongamos por ejemplo a OpenSea. Este conocido mercado de NFTs es considerado una de las DApps (Aplicaciones Descentralizadas) más importantes del ecosistema Ethereum, Polygon y Solana. Y decimos “DApp”, aunque la verdad es que OpenSea tal como está, dista mucho de la descentralización. Si tratas de acceder a OpenSea desde algún país vetado por Estados Unidos no podrás entrar y disfrutar de sus servicios, que, dicho sea de paso, no son ni militares, ni de espionaje ni de nada malicioso. Un simple mercado de NFTs veta el acceso a sus usuarios porque depende de infraestructuras de terceros creadas con el fin de filtrar quién puede y quien no puede acceder a dicha web y por tanto a la DApp, todo por deseos de un tercero.

Ante esta realidad, muchos en la comunidad suelen responder que la “DApp” de OpenSea está en Ethereum y sus smart contracts están disponibles para todos. Esto último es cierto, pero se olvidan que interactuar con un smart contract no es nada sencillo, y para un novato, es lo mismo que manejar un avión de pasajeros en picada, con motores apagados y sin controles de vuelo. OpenSea no es solo “los smarts contracts en Ethereum”, es su interfaz y toda la cantidad de trabajo que hace posible que usar OpenSea sea sencillo para todos quienes usan la aplicación.

Un problema medular a ser superado

Por otro lado, los problemas de la descentralización Web3 en la actualidad son mucho más grandes y medulares. Por ejemplo, MetaMask es un monedero Web3 muy fácil de usar y abre las puertas a muchas DApps en distintas redes. Pero la verdad es, que su uso es lo más centralizado que existe en este punto. Si usas MetaMask en la red Ethereum, todo lo que haces pasa por las manos de ConsenSys. Esto incluye su infraestructura de servicios Infura, sus Política de Privacidad y Términos de Servicio. De hecho, en una ocasión “por error” vetaron el acceso a varios países en todo el mundo. ¿Relación? Todos los países bloqueados tienen un veto impuesto por Estados Unidos y, es entendible porque, ConsenSys es una empresa estadounidense.

Queda claro en este punto, que la Web3 actual no está totalmente descentralizada y, aunque hay muchos avances en lograrlo, nos queda mucho camino por recorrer para lograr la verdadera descentralización en la Web3.