El margin trading o trading con apalancamiento es una forma de trading en donde las posiciones que tomas son apalancadas por el broker o plataformas que usas para participar en los mercados. Esto con el objetivo de multiplicar las ganancias que puedas tener con tus operaciones exitosas, pero al mismo tiempo, multiplica tus oportunidades de perderlo todo. 

Si has participado en el mundo del trading seguramente habrás visto el término margin trading (Trading con márgenes) o apalancamiento. Este es un método de trading con el que podemos hacer uso de fondos provistos por un tercero, que generalmente es la plataforma de trading que usamos. La finalidad de esto es la de fortalecer nuestra posición y con ello generar mayores ganancias por nuestras operaciones.

Gracias a esto, las cuentas de margin trading permiten a los traders obtener mayores sumas de capital, lo que les permite aprovechar mejor sus posiciones. Sin embargo, esta capacidad de ampliar los capitales en juego es peligrosa, porque así como puede generar muy buenas ganancias, también puede generar grandes pérdidas y deudas.

Pese a ello, estas herramientas han tomado mucha importancia, no solo en los mercados tradicionales, sino también en los mercados de criptomonedas. Debido a esto queremos dedicar este espacio para entender cómo funciona el margin trading, cuales son sus ventajas y cuál es la mejor forma de usar estas herramientas.

¿Cómo funciona el margin trading?

Primero has de entender que esta funcionalidad no está en casi ningún exchange, solamente en algunos. En los exchanges que si tienen esta funcionalidad, cuando desees operar realizando una operación de margin trading, deberás comprometer un porcentaje del valor total de la orden que vas a crear.

Por ejemplo, si quieres crear una orden de 10.000 €, comprometiendo 2.000 € de tu capital (margen), la plataforma debe tener la capacidad de apalancar tu posición (darte un préstamo) de 5x para llegar al total de la orden que deseas realizar. Si la plataforma acepta tus condiciones para el apalancamiento, entonces habrás realizado con éxito una operación de margin trading, y el éxito y fracaso de tu posición dependerá del mercado y de tu estudio del mismo.

En este punto, si ganas la posición obtendrás ganancias como si los 10.000 € de la posición fueran de tu propiedad, de allí la plataforma dividirá las ganancias para ti y para la plataforma. Este es el final feliz, por decirlo de una manera. Sin embargo, si tu posición pierde, todo el dinero que has puesto en la posición se perderá, y para ello solo has de perder una quinta parte, ya que estás apalancado en x5.

Esta segunda opción, lamentablemente, es la opción más común, dado que la volatilidad del mercado de las criptomonedas es alta, y es extremadamente fácil estar tentado de grandes apalancamientos y con ello que se cierren nuestras operaciones perdiendo todo en apenas unas pocas horas.

Niveles de apalancamiento

Por supuesto, lo anterior es un ejemplo muy sencillo para entender cómo funciona el margin trading. La realidad es que cada plataforma de trading o broker que soporta esta funcionalidad tiene sus propias reglas sobre cómo aplican el margin trading, y en especial, los márgenes y niveles de apalancamiento que permiten a sus usuarios sobre los pares de comercio que tienen activos.

De hecho, los niveles de apalancamiento son una de los puntos más variables dentro del margin trading. Por ejemplo, en los mercados de valores es normal ver apalancamiento de 2x hasta 5x. En los mercados de futuros usualmente puedes ver apalancamiento de 15x hasta 25x. Por otro lado, en los mercados de divisas no es raro ver margin trading con 200x de apalancamiento, lo que nos da una idea de cómo se manejan estos mercados y las posibilidades de apalancamiento que existen en cada uno de ellos.

En los mercados de criptomonedas ocurre lo mismo. En dichos mercados los apalancamientos más usuales van de 5x a 10x para los pares de comercio más importantes, especialmente los de Bitcoin. Pero existen plataformas que ofrecen apalancamiento de incluso 100x como es el caso de Bitmex.

ADVERTENCIA

Este tipo de mercados no son recomendables casi para nadie, a menos que sepa bien lo que hace y acepte las consecuencias de lo que pueda suceder. Son lugares con gran posibilidad de perder tu dinero. Algunas personas lo asemejan a un casino.

Tipos de Operaciones

A diferencia de los mercados tradicionales, el margin trading permite ganar dinero también cuando el precio de algo baja, es decir, abrir operaciones en corto (venta de activo por caída de su valor), además de la operación normal, largo (compra de activo por subida en su valor).

En ambas ocasiones, el margen del trader permanece bloqueado como una garantía para los fondos prestados. Esta garantía le permite a las plataformas de trading cerrar las posiciones sin pérdidas que involucren sus fondos prestados. Pero en su lugar, se liquidan los fondos de garantía, haciendo que el trader pierda toda la posición.

Muchos traders, en especial los que empiezan en el mundo del trading, ven esto como algo injusto. Sin embargo, es comprensible que la plataforma proteja su inversión y en caso de que tu operación vaya a pérdida liquide la misma salvando sus fondos. Esta acción se le conoce como “llamada de margen” y es la peor cosa que le puede pasar a un trader que hace uso de margin trading. Esto significa que la apuesta que has hecho no solo no ha sido acertada, si no que has perdido todo el dinero puesto en la posición. Pero si por el contrario, la operación es exitosa obtendrás la ganancia, multiplicada por el apalancamiento.

Este punto es fundamental entenderlo, y también es importante que sepas que cada plataforma tiene sus propias reglas de apalancamiento o tratamiento de márgenes, entre otras cosas. Así que, si decides dar el paso, pese a todo el riesgo que supone, lo primero que debes hacer al entrar en este mundo del margin trading, de forma indiscutible, es revisar bien las condiciones del exchange donde desees operar.

Ejemplo de una operación de margin trading

A continuación te detallaremos un ejemplo sencillo de margin trading para que entiendas mejor el funcionamiento:

Daniel está tradeando un par BTC/USD y tiene en su poder un total de 10.000 €. Detecta que el mercado va al alza, siendo actualmente el precio de BTC 9500 €. Daniel cree que el precio seguirá subiendo, está muy convencido, y por ello, desea abrir una operación larga (compra). No obstante, pese a lo convencido que está solo quiere apostar 5.000€ y está tan convencido de que va a subir el precio que quiere apalancarse, eligiendo un apalancamiento de 10x.

De esta forma, Daniel toma 5.000 € y los pone como su margen (garantía para el apalancamiento) en la operación. Esto le permite abrir una posición en largo con un total de 50.000 € (5000 € x 10 = 50.0000 €), equivalente a unos 5,26 BTC aproximadamente.

Una vez está abierta su posición, Daniel espera a que ésta culmine dentro de los parámetros que ha introducido. Para ser más precisos, Daniel cree que Bitcoin va a llegar a 9650€, lo que generaría una ganancia de 789 € aproximadamente.

En este punto pueden ocurrir dos cosas:

Si la posición de Daniel gana, su salida será de 50.789 € obteniendo la ganancia esperada de 789 € en una sola operación. Esa ganancia será repartida en porcentaje tanto para la plataforma (por ser prestamista) como para Daniel. Los porcentajes varían de acuerdo a la plataforma. Pero si pierde, Daniel habrá perdido toda su posición (o una parte importante de ella). Y para perder todo, solo será necesario que Bitcoin baje 1.900€ (una quinta parte de 9.500€)

Si Daniel hubiera realizado esta operación sin margin trading, sus ganancias hubieran sido mucho menores, de hecho, solo hubieran sido de 78 €. Y en caso de ir mal Bitcoin debería llegar a 0 para perder todo.

De allí que las herramientas de margin trading llamen mucho la atención de los traders con el fin de obtener mejores ganancias. Sin embargo, estas también pueden generar muchas pérdidas debido a que nadie puede saber si Bitcoin subirá o bajará con certeza.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Es el apalancamiento una opción de trading popular?

¡CIERTO!

Pese al enorme riesgo que encierra el margin trading, esta es en realidad una opción de trading bastante popular. Sin embargo, esta solo debe ser aplicada por personas con conocimiento de lo que hacen y el riesgo enorme que esta opción significa.

Pros y contras del margin trading

Entre los pros del margin trading podemos destacar:

  1. Permite obtener mayores ganancias por las posiciones de trading que se realicen.
  2. El trader puede diversificar un poco mejor sus posiciones y apalancar cada una de ellas. Esta situación puede contrarrestar los riesgos de pérdidas de sus operaciones al compensarlas unas con otras.
  3. Es posible abrir posiciones grandes sin necesidad de tener grandes cantidades de dinero en los exchanges. Esto es especialmente útil en los exchanges de criptomonedas, donde la plataforma podría sufrir un ataque de hackers.

Por otro lado, entre sus desventajas se pueden destacar:

  1. Puede llevar a grandes pérdidas. Las plataformas de exchange con opciones de margin trading pueden liquidar las operaciones en pérdidas. Por ello, al realizar la “llamada de margen” esto puede significar la pérdida total de dicho margen. Incluso existe la posibilidad de pérdidas que excedan el margen introducido por el trader, quedando con una deuda.
  2. No es una herramienta para principiantes o usuarios medios. En mercados como el de las criptomonedas, la alta volatilidad de los activos hace especialmente arriesgadas estas operaciones.