Una de las herramientas de inversión de proyectos que capturan la atención en el mundo de las criptomonedas son las IEO u Ofertas Iniciales de Intercambios, las cuales buscan ser un sustituto más seguro de las conocidas ICO y brindar así una puerta que abra el camino a la financiación de proyectos sobre tecnología blockchain y DLT en el mundo. 

Una de las herramientas de inversión que ha tomado un gran espacio en el criptomundo, son las conocidas Initial Exchange Offering (IEO u Ofertas Iniciales de Intercambios), las cuales buscan captar la atención de los inversionistas para que estos inviertan de forma temprana en proyectos de criptomonedas, blockchain o tecnología DLT que un futuro pueden ofrecer grandes ganancias a sus inversores iniciales.

Seguramente esta definición te resulta muy parecida a las Initial Coin Offering (ICO u Ofertas Iniciales de Monedas), y la realidad es que así es. De hecho, su objetivo es el mismo, lo único que cambia son las formas. Esto es porque en general las IEOs son presentadas a través de exchanges reconocidos que estudian y avalan al proyecto. Además son los exchanges los encargados de la captación de fondos para la startup o empresa que busca desarrollar el proyecto. Esta situación brinda una cierta seguridad de que los proyectos tienen alguna factibilidad técnica además de otorgar un rostro visible, reconocido y de cierta confianza.

Pero ¿Qué otras ventajas nos ofrecen los IEO? ¿Por qué se presentan como una mejor opción frente a las ICO? Pues bien esto y más lo conocerás a continuación.

El inicio de los IEO

El nacimiento de las IEO tuvo su mayor impulso en las distintas circunstancias negativas vividas en el “Boom de los ICO” de 2017. En ese año, las ICO se transformaron en uno de los vehículos más usados de las startups para conseguir inversiones que impulsarán sus proyectos. La idea es sencilla, presentar un proyecto a desarrollar o en desarrollo, con su visión, objetivos y especificaciones técnicas, si estás existían. Y junto a todo esto, presentar una moneda o token que debía ser comprada para obtener o no una participación significativa en cuanto el proyecto estuviera en marcha. Visto de esa forma, se parece mucho a una compra de acciones o participaciones en una IPO, solo que las ICO tenían dos problemas graves.

En primer lugar, el proyecto muchas veces no existía o a veces era un total disparate, y en segundo lugar, no había seguridad de ningún otro tipo cuando comprabas un token. Básicamente participar en una ICO era un “salto de fe económico”, en el que el inversor entregaba dinero a personas que podían ser perfectos desconocidos que podrían desaparecer de un momento a otro con tu dinero y el de miles de personas que participaban en las ICO. ¿Resultados? 2017 fue el salvaje oeste, aún más que de normal. Una gran cantidad de estafas, proyectos fantasmas y unicornios que dejaron multimillonarias pérdidas en todo el mundo. En ese escenario, las ICO perdieron rápidamente su impulso, los inversores tenían miedo y rápidamente buscaron nuevas alternativas más seguras. Es allí donde nacen las STO (Security Token Offering u Oferta de Security Token) y por supuesto, las IEO (Initial Exchange Offering).

Pero seguramente te preguntarás ¿Qué hace a las IEO una mejor alternativa que las ICOs? Pues bien, básicamente porque una IEO no es más que una ICO donde la oferta es controlada por un exchange. Es decir, cuando compras tokens en una IEO, en realidad estás comprando tokens de un proyecto avalado por el exchange que sirve de intermediario entre tu persona y los desarrolladores de ese proyecto.

En este punto, el exchange es un tercero de confianza en el que, el inversor, decide confiar para hacer una inversión en un proyecto. Esto también lleva a los exchanges a ser cuidadosos con los proyectos que soportan, pues su confianza está en juego en todo esto, por lo que promocionar proyectos falsos o imposibles, puede llevarlos perder enormes cantidades de dinero y socavar toda su confianza. Adicional a esto, los tokens en una IEO suelen crear un mercado rápido ya que es posible comprar y vender esos tokens en el exchange que lance la IEO.

Diferencias entre una IEO y una ICO

Ahora bien, seguro deseas saber cuáles son exactamente las diferencias entre una IEO y una ICO. Pues bien, en ese caso podemos destacar las siguientes grandes diferencias:

  1. Una IEO es altamente centralizada. Una de las primeras diferencias que vemos entre una ICO y una IEO, es que esta última está altamente centralizada. Ello se debe a que todo está controlado por el exchange y los desarrolladores del proyecto. Por el contrario, una ICO suele ser más descentralizada, ya que muchas de ellas se llevan a cabo por medio de smart contracts. Sin embargo, este punto para las ICO tampoco es una garantía de descentralización, porque el smart contract puede ser simplemente una fachada.
  2. Para crear una IEO, el proyecto debe mostrar un modelo de funcionamiento mínimo del mismo y además cumplir con los requisitos de aceptación del exchange. Cuando hablamos de funcionamiento mínimo nos referimos a un MVP (Minimum Viable Product o un Producto Mínimamente Viable). Un MVP, significa que el proyecto presentado debe tener en activo algunas de las funciones que busca presentar al público una vez desarrollado. Por otro lado, el exchange, sus asesores y especialistas imponen ciertas condiciones para que la IEO pueda llevarse a cabo. La idea detrás de todo esto es tener un producto mínimamente funcional que brinde confianza a los exchanges y a los inversores en el proyecto. Por el contrario, en una ICO generalmente la existencia de un MVP es un sueño, y algunos proyectos ni siquiera muestran un whitepaper del mismo.
  3. Una IEO te garantiza que el token tendrá un mercado secundario tras la preventa. En una ICO no existen garantías de esto y pueden pasar meses o años hasta que el token aparezca en un exchange.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Pueden las IEO garantizarnos retornos en nuestras inversiones?

¡FALSO!

Como toda inversión, esta conlleva riesgos, entre ellos el riesgo de perder todo lo que inviertas. Si bien una IEO reduce el riesgo a estafa, estas no garantizan la retornabilidad y ganancia por tus inversiones, así que ten muy en cuenta esto cuando realices inversiones en las mismas.

¿Cómo puedo participar en una IEO?

Ahora bien, si lo que deseas es participar en una IEO la mejor manera es estar atento a los distintos exchanges de criptomonedas y revisar sus ofertas de IEO, o también, visitar sitios especializados en IEO y revisar las ofertas que allí se realizan. Algunos de estos sitios son Coincodex o ICOMarks, dos sitios webs donde puede ver una lista bastante completa de IEOs activas en diferentes exchanges.

Una vez que hayas elegido una IEO de tu interés deberás fijarte en que exchange ofrece acceso a la misma. Esto es importante porque para participar en la IEO deberás registrarte en dicho exchange. Lo siguiente será realizar el KYC/AML del exchanges dando todos los datos personales que te pidan, así como, activar todas las opciones de seguridad y autenticación del exchange. De esta forma, podrás comprar los tokens que desees y tendrás una capa de seguridad adicional para evitar robos de tus fondos. Vale decirte que estas capas de seguridad te ayudan a evitar robos directamente a tu persona, si hackean el exchange podrías tener problemas para recuperar tu dinero, de allí la recomendación de no tener grandes cantidades de dinero en los mismos.

Lo siguiente es simplemente comprar los tokens de la IEO en la que queremos participar. Este proceso es distinto para cada exchange en cuestión, por lo que deberás en primer lugar familiarizarte con el proceso de compra del exchange donde te registre. Puedes comprar bitcoins en Bit2Me, depositarlos en el exchange que gestione la IEO e intercambiarlos por el token.

Sin embargo una cosa sí es segura, la inversión en una IEO (como cualquier otra inversión) es un riesgo, puede irte bien o mal, así que debes ser consciente a la hora de invertir. Nuestra mejor recomendación en ese sentido es que no inviertas dinero del que dependa tu futuro o el de tu familia, cuida de tu patrimonio frente a inversiones tan riesgosas como estas.

Pros y Contras de las IEO

Pros de las IEO

  1. En primer lugar, las IEO generan una mayor confianza a los inversores a la hora de participar e invertir en los proyectos. Esto es principalmente porque los exchanges se juegan su reputación a la hora de ofrecer una IEO. Por tanto, usan criterios más o menos rigurosos para elegir a los proyectos factibles para promoverlos bajo este sistema. De esa manera, los exchanges controlan la venta de tokens, revisan de forma constante la evolución de los proyectos. Y con ello, terminan reduciendo las posibilidades de estafas u otras acciones deshonestas.
  2. Otro punto a favor de las IEO es la seguridad. En una ICO cualquier persona puede participar en la compra y venta de estos tokens. Esto es algo que puede servir, por ejemplo, para el lavado de dinero. Sin embargo, estos requieren de un proceso KYC/AML (Conoce a tu Cliente y Reglas Contra el Lavado de Dinero y Terrorismo) para participar en la misma. Esto tiene dos puntos a favor: el primero, los desarrolladores son personas que se conocen en su totalidad, y segundo, los inversores tienen un perfil completo, por lo que las responsabilidades de una inversión no pueden evadirse de forma sencilla.
  3. Las IEO ofrecen un acceso al token de forma mucho más sencilla. De hecho, basta con registrarse en el exchange y realizar la compra de tokens de la IEO deseada para participar. Esto es especialmente útil para personas que no tienen mucho conocimiento en el manejo de tokens o monederos de criptomonedas.
  4. Un punto adicional es el apoyo y asesoramiento legal que muchos exchanges brindan a los inversores que participan en las IEO. Si bien esto suele ser un servicio aparte, el que los exchanges apliquen esto resulta muy positivo. Además nos deja en claro una cosa: se ha estudiado el marco legal para evitar que los inversores corran riesgos de romper el marco normativo allí donde viven. De esa manera los inversores pueden estar tranquilos y en caso de problemas, el exchange puede ayudarles a resolverlos.

Contras de las IEO

Ahora bien, no todo es bueno en el mundo de las IEO, y algunos puntos en contra de los mismos son:

  1. La confianza recae en un tercero, si este actúa de forma deshonesta podrías ser víctima de una estafa. Es raro este escenario, la mayoría de los exchanges confiables dan todo por su reputación, pero pueden existir casos en lo que eso puede olvidarse.
  2. Las IEOs tienen un grave problema de descentralización y distribución de tokens. Esto hace que la mayoría de estos queden en manos de unos pocos. En este escenario, si el token aumenta de valor, ese valor irá a la manos de unos pocos quienes pueden manipular el mercado a su conveniencia.
  3. El problema anterior lleva a otro y es que pueden existir restricciones de circulación. Esto significa que los exchanges pueden controlar la cantidad de tokens a su conveniencia.
  4. El modelo de KYC/AML puede resultar molesto para las personas que no desean dar sus datos y mantener el control de los mismos.