Las cadenas laterales o sidechains buscan solucionar los problemas de saturación que afectan a muchas blockchain. Para conseguir este objetivo permiten ampliar las características y especificaciones originales de esos proyectos de forma rápida y relativamente sencilla.

Una cadena lateral o sidechain es una cadena de bloques alterna que es usada para mejorar las prestaciones de una cadena de bloques o blockchain ya existente.

Esto es posible gracias a que una cadena lateral o sidechain permite que esta nueva cadena de bloques pueda ser conectada e interactuar con una blockchain existente. Esta nueva cadena contiene una programación y características completamente distinta, pero es compatible con la cadena a la que se une. Gracias a ello, ambas cadenas pueden comunicarse y complementar sus capacidades.

Un ejemplo de esto puede ser el siguiente. Imagine que un desarrollador desea crear una DApp y desplegarla sobre Bitcoin. Lograr esto directamente sobre Bitcoin de momento es extremadamente complejo. Sin embargo, es posible desarrollar una sidechain que agregue dicha funcionalidad a Bitcoin de una forma más sencilla. Esta sidechain tendría la capacidad de desplegar las DApps e interactuar de forma bidireccional con la cadena de Bitcoin. El resultado es que sería posible desarrollar DApps que aprovechen el potencial de Bitcoin (su minería y demás propiedades) gracias al uso de esta sidechain.

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento de una cadena lateral o sidechain no es nada sencillo. Técnicamente es un desafío enorme que ha llevado muchos años de desarrollo. Pero a grandes rasgos el funcionamiento de las cadenas laterales es el siguiente:

En primer lugar, se envían las criptomonedas a una dirección específica. Una vez allí, los fondos son congelados y nadie puede manejarlos. La única manera de acceder a dichos fondos es demostrar que dichas criptomonedas no se están usando en otro lugar. Una vez que se confirma que dichos fondos no son usados en otro lugar, se manda una notificación a la sidechain. Tras ello, la sidechain creará de forma automática, el mismo número exacto de activos de criptomoneda que se mandaron. Esto claro usando el token que dicha sidechain maneja.

El control de estos tokens será completamente tuyo. A partir de este momento, se podrán intercambiar y mover estos tokens para hacer uso del potencial de esa sidechain. Todo ello siguiendo las directrices y protocolo que ésta tenga estipulado. Por ejemplo, quizá la velocidad de creación de los bloques es más rápida en esta o quizá los scripts de transacción en esa cadena son turing completos. A partir de aquí y como puedes apreciar, las posibilidades de testeo son prácticamente ilimitadas.

Proyectos con tecnología de cadenas laterales en la actualidad

El desarrollo de la tecnología de las sidechain ha sido un trabajo arduo pero que ha rendido sus frutos. En desarrollo desde 2016, en la actualidad existen varios proyectos de tecnología sidechain funcionales que demuestran el potencial de esta tecnología.

Entre estos proyectos podemos mencionar:

Liquid Network

Este es un proyecto nacido de las manos de Blockstream, una de las empresas más grandes del mundo de las criptomoneda. Liquid Network es una cadena lateral o sidechain pensada para funcionar con Bitcoin. El objetivo de Liquid es permitir transacciones más rápidas con Bitcoin entre empresas e individuos con el uso de sus funciones. Para ello, Liquid cuenta con su propio activo nativo llamado Liquid Bitcoin (L-BTC) respaldado 1 a 1 con Bitcoin.

Liquid Network un proyecto sidechain o de cadena lateral, Liquid Network el proyecto sidechain o cadena lateral de Blockstream, Blockstraem y su proyecto de cadena lateral o sidechain Liquid Network

RSK

RSK es una solución sidechain diseñado para otorgarle a Bitcoin la capacidad de generar y ejecutar complejos smart contracts. Es decir, RSK es una sidechain para ampliar las funcionalidades de Bitcoin. RSK se beneficia del merged mining de Bitcoin para asegurar su red y brindar así la mejor seguridad posible.

Lisk

Esta es una plataforma sidechain que se caracteriza por permitir que los desarrolladores puedan implementar DApps en Javascript. Lisk es una plataforma que cuenta con su propia token y es capaz de realizar cadenas laterales para cualquier blockchain que necesite de su potencial para generar DApps.

Lo mejor de todo es que Lisk ofrece una alta escalabilidad gracias a su protocolo dPoS lo que le confiere una gran velocidad. Esto unido a su enorme flexibilidad y potencial de desarrollo, han transformado a Lisk en una de las plataformas sidechains más reconocidas.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Las cadenas laterales o sidechains son inseguras?

¡FALSO!

La seguridad de las cadenas laterales o sidechains depende mucho de como estén implementadas. Algunas de ellas usan el mismo protocolo de consenso y medidas de seguridad que usa la blockchain a la que amplían su funcionalidad. En otros casos, implementan un protocolo de consenso y medidas de seguridad propias. En cualquiera de los casos, la seguridad de las sidechains está garantizado por estos elementos.

¿Por qué son importantes las cadenas laterales?

Las cadenas laterales o sidechains tienen una gran relevancia pues permiten dinamizar de forma única el funcionamiento de las blockchain. Por ejemplo, las sidechain pueden habilitar la transferencia de bitcoins y otras criptomonedas a otras blockchains. Es decir, gracias a las sidechain sería posible enviar BTC, a una sidechain que transforme dicho BTC a un token determinado, y de allí que vaya a la blockchain de Ethereum.

Asimismo, las sidechains pueden aumentar la seguridad evitando problemas que se han sucedido en otros proyectos de altcoins. También, las sidechains pueden servir para agregar nuevas funcionalidades únicas a una blockchain sin necesidad de alterar el protocolo de la misma.

Teóricamente, las sidechains pueden solucionar la falta de liquidez en Bitcoin, reducir la volatilidad, aumentar la seguridad, reducir la fragmentación de mercado o evitar el fraude que, en ocasiones, se ha observado con proyectos de altcoins.

Todo esto mejoraría enormemente el ecosistema de criptomonedas actual y abriría las puertas para nuevos usos. Son en pocas palabras, un medio perfecto para desarrollar nuevas tecnologías que puede ser adaptada a la ya creada. Todo ello sin necesidad de hacer grandes cambios y con posibilidad de seguir expandiendo su potencial.

Al mismo tiempo, puesto que las sidechains siguen siendo blockchains independientes, en ellas se puede experimentar toda clase de funcionalidades sin riesgo. Esto incluye nuevos diseños de transacciones, modelos de confianza o económicos, emisión de activos semánticos o funcionalidades criptográficas nuevas.

Aprende sobre Bitcoin y criptomonedas gratis
Suscríbete y recibirás nuestro mejor contenido en tu mail

SÍ, QUIERO RECIBIR EL CONTENIDO
Bit2Me Academy le desea feliz viaje al universo de las criptomonedas
¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 0
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!