Versátiles y de gran ayuda para los traders, los osciladores son indicadores bursátiles creados para ayudarnos a predecir y confirmar un movimiento en particular por parte de un activo.

Las herramientas que empleamos en el análisis técnico para conocer, estudiar, predecir o confirmar las tendencias y el comportamiento de un activo en el mercado son conocidas como osciladores técnicos.

Hoy en día, los osciladores representan una de las herramientas más útiles y versátiles a la hora de operar en un mercado organizado o no organizado. Así, los osciladores son indicadores bursátiles creados para ayudarnos a predecir y confirmar un movimiento en particular por parte de un activo. Los cuales muestran sus resultados a través de cálculos matemáticos o gráficos de barras, que pueden estar basados en el análisis de precio o sobre el volumen de un determinado valor.

¿Cómo funciona?

Generalmente, al momento de emplear osciladores, estas herramientas tienden a analizar variables como la volatilidad de un activo, la velocidad de movimiento en los precios, la fuerza en las posiciones de compra o venta. Además de las medias móviles de los precios junto con los volúmenes de negociación. Todo ello, con la finalidad de permitir una interpretación bastante confiable sobre el cambio o evolución en el precio de un valor.

Los osciladores técnicos nos pueden mostrar señales de alerta tempranas o pueden perder movimientos y no mostrar ninguna señal. Estos instrumentos emplean curvas que se mueven en base a una media móvil, por lo que indican una alza o una baja en las tendencias.

Generalmente un oscilador acompaña al precio. Así, si un precio sube, el oscilador también lo hará. Por el contrario, el oscilador bajará cuando el precio también lo haga. También hay un punto que se llama saturación, y ocurre cuando una tendencia alcista o bajista no se detiene. Es decir, cuando un precio no para de subir o bajar, pero el oscilador si llega a un punto donde se detiene. Y aunque su  funcionamiento es bastante sencillo, requiere de estudios y conocimientos previos, sobre todo para saber cómo configurarlos adecuadamente según nuestras metas.

Tipos de osciladores en el mercado

Entre los osciladores más importantes disponibles en el mercado se encuentran:

STK

Un indicador de análisis técnico que trata de predecir la tendencia de un mercado en base a la medida de la divergencia existente entre el precio de cierre y los precios altos y bajos del mismo en periodos definidos.

Commodity Channel Index (CCI)

Es un oscilador que mide la fuerza detrás de un movimiento de precios, y así, definir si se trata de una tendencia alcista o bajista. Este oscilador define que tan fuerte es una tendencia comparando un precio actual con otro anterior, por lo que emplea una media móvil como punto de referencia.  Si el CCI es alto, nos indica que los precios están por encima del promedio y que se trata de una fuerza creciente. mientras que si el CCI es bajo, nos indica que el precio está por debajo del promedio, lo que es una debilidad.

Relative Strength Index (RSI)

Es un oscilador de fuerza relativa que muestra la tendencia de un activo. Indicando la fuerza con la que un activo sube o baja de precio en un tiempo definido. El RSI es uno de los indicadores más importantes en el análisis técnico, por lo que hacer uso de él es muy útil a la hora de detectar las alzas o bajas de un valor.  Cuenta con un grado de fiabilidad elevado debido a que las señales de compra o venta se muestran de forma bastante clara.

Moving Average Convergence Divergence (MACD)

MACD es un indicador que estudia la divergencia y convergencia de la media móvil en base al valor de un activo. También es muy útil para predecir las tendencias alcistas y bajistas de un valor, además de brindar información fiable sobre la fuerza de estos cambios.

Momentum

Este oscilador nos permite determinar la velocidad de movimiento de un precio, y por tanto, su tendencia. Momentum nos muestra la relación entre un precio actual con el de un número determinado de días atrás. Por lo que es bien importante saberlo interpretar, ya que así nos brindará datos muy útiles y confiables. Cuando este indicador muestra un nivel negativo, nos está señalando una tendencia bajista; todo lo contrario si muestra un nivel positivo. Y estas señales son creadas en el momento en el que el oscilador cruza el nivel 0, y en la dirección en la que lo cruza. Entonces básicamente lo que este oscilador nos muestra es los cambios ocurridos en los precios de un activo durante un tiempo definido.

Estocástico

Está basado en la comparación de un precio en relación a un determinado rango de precio sobre un tiempo determinado. A través de este indicador es posible determinar posibles puntos de inversión, ya que genera señales en base a las convergencias y divergencias en zonas extremas. Estas convergencias o divergencias son formadas por 2 líneas que representan los movimientos de un cotización en un tiempo definido. Así, los cruces de ambas líneas es lo que interpretamos como señales de compra o venta, que oscilan entre los niveles de 0 y 100.

Average True Range (ATR)

El oscilador ATR nos ayuda a predecir la evolución de un valor en base a la volatilidad en sus precios. Revela información acerca de lo volátil que puede ser un activo, por lo que  ofrece señales de compra y venta. Los rangos altos indican una gran volatilidad, mientras que los rangos bajos indican una volatilidad menor. Cuando los valores se mantengan de una forma prolongada, puede indicar una estabilidad y consolidación de precios. Que también puede ser interpretada como el punto de continuación de una tendencia.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿La Prueba de Autoridad cumple un esquema de consenso descentralizado?

¡FALSO!

Proof of Authority (PoA), al contrario que PoW, sigue un esquema de distribución centralizado. Esto junto con su bajo impacto energético lo hacen ideal para blockchains privadas.

Utilidad

Los osciladores de mercado son extremadamente útiles, hasta el punto en el que pueden ayudar a definir cuál estrategia de trading podemos utilizar. Aunque al igual que con otros indicadores, los osciladores no deben usarse como una herramienta exclusiva. Sino, por el contrario, deben emplearse en combinación con otros instrumentos de trading para hacer más efectiva una operación.

Un oscilador nos va a ayudar a predecir y conocer cuál es el estado real de un valor, y si es susceptible de ser comprado o no. También nos indicará si la tendencia de ese valor en los mercados es alcista, bajista o neutra. Por su parte, los osciladores cuentan con un grado alto de confiabilidad, aunque no debemos olvidar en las operaciones de trading no existe una herramienta que sea 100% efectiva y eficaz. Pero en general, los osciladores nos muestran el estado de los activos, su comportamiento y sus posibles tendencias.

También son muy útiles y eficaces para determinar ciertos parámetros que nos permitan tomar decisiones para el trading diario. Por ejemplo, los osciladores son aplicados al precio con el fin de medir aspectos como la volatilidad o la fuerza del activo en el mercado. Son altamente eficientes para las operaciones de corto plazo, incluso en las que se desarrolla el mismo día. Esto debido a que son actualizados a diario por medio de la evolución de sus cotizaciones.

Estas herramientas también pueden ser aplicadas en otros mercados financieros como los de criptomonedas, materias primas, metales preciosos, divisas, y más. Por lo que las oportunidades de negocio que se pueden aprovechar son muy variadas y no quedan limitadas sólo a las operaciones con la bolsa. En todos los casos, ofrecen efectividad y fiabilidad a la hora de realizar una inversión o venta. Por lo que son válidos para cualquier clase de operación.

¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 0
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!