El token 0x es parte del protocolo 0x y cuya función es la de crear una moneda de cambio que garantice la interoperatividad entre aplicaciones descentralizadas (DApps) que incorporan funcionalidades de intercambio (DEX).