El protocolo 0x, gestado en el Proyecto 0x, supone uno de los mayores avances en dirección a la creación de aplicaciones exchange totalmente descentralizadas sobre blockchains de ethereum, sin estar exentas de seguridad y rapidez.