Bitcoin tiene como una de sus mayores características, la seguridad. Entre sus aspectos fundamentales está el proteger la privacidad de los usuarios, evitar el robo de activos y evitar prácticas lesivas como el doble gasto. Que Bitcoin implemente importantes medidas de seguridad, no quiere decir que sea inviolable o dicho de otro modo, que no se puedan dar casos de robos de Bitcoin u otras criptomonedas.

Durante décadas los bancos han ido ampliando y mejorando los mecanismos de seguridad para evitar robos y aun así, se siguen sucediendo. Bitcoin no tiene ni tan siquiera diez años y aún queda mucho trabajo por delante en hacer el sistema mucho más seguro.

Existen muchos métodos por el cual un tercero se puede hacer con nuestros fondos. Los más comunes están detrás de esquemas piramidales de tipo Ponzi y páginas fraudulentas que piden nuestra clave privada. Pese a que estas acciones tienen una importancia alta que merece ser vigilada, son todavía más graves los ataques a exchanges que permiten robar el dinero de los usuarios y la explotación de agujeros de seguridad en las wallet.

Veremos algunos de los mayores robos de Bitcoin y también de otras criptomonedas, porque todas las criptomonedas del mercado tienen valor y todas son susceptibles de ser robadas.
En este post trataremos los robos de mayor cuantía, y por tanto los más sonados, pero en el siguiente botón tienes acceso a un recurso externo con un extenso listado completo:

VER LISTA DE TODOS LOS ROBOS EN EL UNIVERSO BITCOIN

 

Los mayores robos de bitcoins de la Historia

Mt. Gox (Entre 640.000 BTC y 850.000 BTC)

Exchange que estaba radicada en Shibuya, Tokio, Japón y que empezó a operar el 18 de julio de 2010. Los problemas empezaron a finales de 2013, cuando la casa de cambio informó al respecto de una insolvencia y terminó cerrando el 25 de febrero de 2015, desapareciendo por el camino entre 640.000 BTC y 850.000 BTC (hay un gran baile de cifras al respecto)

Podemos dividir la historia en dos partes:

Mt. Gox Robo 1 (25.000 BTC)
La primera nos sitúa en 2011, cuando un atacante no identificado se hizo con 25.000 Bitcoin. Pese a que no hay datos, se ha especulado que el robo pudo ser interno, concretamente podrían haber sido robados por Jed McCaleb, aunque no existen pruebas.

Después del saqueo, en lo que precía un intento no muy limpio de borrar su rastro, el ladrón vendió los bitcoins y volvió a comprarlos para después volver a cambiarlos por dólares, por ese motivo algunos usuarios de Mt. Gox  siguieron sus pasos y llegaron hasta una dirección IP de Hong Kong.

Mt. Gox Robo 2 (744.408 BTC)
El segundo robo fue algún tiempo después y tras cambiar de manos la exchange. Saltamos a 2014, donde se informó del robo o perdida de 744.408 BTC. Una auditoría realizada indicó que el robo se venía produciendo de manera ‘silenciosa’ durante años. Los activos jamás se devolvieron.

Si podemos sacar algo en positivo al respecto es que se consiguió mejorar la seguridad de las casas de cambio y que surgieran alternativas más seguras en el proceso de compraventa de bitcoins.