Una DAO u Organización Autónoma Descentralizada, hace referencia a una revolucionaria forma de organizar y hacer funcionar organizaciones, haciendo uso de los smart contracts y la tecnología blockchain para brindar transparencia, inmutabilidad, autonomía y seguridad a las mismas.

Las siglas DAO provienen del inglés Decentralized Autonomous Organization, que quiere decir Organización Autónoma Descentralizada. Esta hace referencia a un tipo de organización que es controlada en su totalidad por algoritmos computacionales. Estos algoritmos son conocidos como smart contracts y determinan las reglas de cómo deben cooperar las partes implicadas en la DAO.

Las DAO no están vinculadas a ninguna regulación o ley en particular debido a la naturaleza descentralizada donde se ejecuta el smart contract y que coordina la organización, la cadena de bloques (blockchain).

De igual forma, estos smart contracts pueden ser tan simples o complejos como se haya decidido programar. Pero los mismos quedarán transparentes e inmutables en el momento que sean publicados en la cadena de bloques. Esto hará que todo el mundo pueda revisar su funcionamiento y las reglas que se han programado dentro, teniendo la seguridad de que no podrán ser modificados en el futuro.

Al ser piezas de código informático, es decir, lenguaje puramente digital, abren la puerta a un nuevo nivel de cooperación, pudiendo gestionar la toma de decisiones entre humanos, máquinas y otros smart contracts (los cuales pueden estar, a su vez, gestionados por otros humanos, máquinas y smart contracts).

Es por ello, que las DAOs representan una poderosa innovación tecnológica. Una que busca redefinir la forma en las que cooperan diferentes partes. Esto gracias a que permiten la creación de organizaciones autónomas, autogestionadas, transparentes y más eficiente.

Gráfica de una DAO mostrando sus interacciones con distintos dispositivos que participan dentro de ella, Gráfica de una DAO, Una DAO y sus interacciones con sus participantes

¿Cómo funciona una DAO?

Las DAOs depende de una serie de mecanismos que garantizan su funcionamiento en todo momento. El primero de esos mecanismos, está relacionado con la capacidad de programar acciones y hacer que se ejecuten de acuerdo a unos determinados parámetros. Con ello, la DAO gana la capacidad de ejecutar acciones de forma autónoma. Visto de una forma más sencilla, esta programación vendría a ser el conjunto de normas que rige la DAO y la forma más usual de programar dicha acciones es por medio de los smart contracts.

El segundo mecanismo es un protocolo de consenso. La función del mismo es garantizar que las decisiones que se tomen dentro de la DAO sean tomadas por el consenso de sus partes. Ningún factor externo a la red y quieres participen directamente en ella puede alterar o hacer que tomen decisiones.

Seguidamente, las DAO cuentan con un tercer mecanismo que depende de la emisión de un token o medio de intercambio. La finalidad de este mecanismo es la de garantizar un medio que sostenga económicamente a la DAO. Además de permitirles a los usuarios ganar poder voto y al mismo tiempo ser un mecanismo de intercambio y recompensa económica.

Finalmente, cuentan con un cuarto mecanismo cuya finalidad es grabar todo lo que sucede en la DAO. Esta tarea recae en la blockchain, donde toda la información es almacenada para ser accedida de forma pública y garantizar su seguridad. La unión de estos cuatro elementos es lo que permite el funcionamiento de una DAO en todo momento.

Ejemplo básico de una DAO

Hay muchos escenarios para ilustrar cómo podría usarse una DAO. Simularemos un escenario sencillo: una asociación de vecinos. En una asociación de vecinos tradicional cada familia paga unas cuotas anuales, las cuales se utilizan para hacer frente al pago de diferentes averías y mejoras en la comunidad.

Pues bien, utilizando un smart contract todos los vecinos podrían depositar los fondos en forma de ethers o incluso algún stablecoin basado en fiat. Estos fondos no estarían en mano de una sola persona, ni de dos, sino que estarían en mano de todos y de nadie al mismo tiempo. El smart contract los tendría bloqueados a la espera de una toma de decisiones democrática, quedando visibles de forma transparente pero sin que nadie a traición los pueda usar como desee.

A cada nuevo gasto (reparación o mejora, por ejemplo) se generaría una petición, asociando posteriormente los diferentes presupuestos que los proveedores envíen. Tras ello los vecinos podrían decidir durante un plazo determinado de forma democrática el presupuesto que les interese, desbloqueando los fondos unicamente al presupuesto con mayor votación.

De esta forma no solo presupuestos de gastos, sino también partidas para mejoras, festividades e incluso la gestión y el reparto de beneficios de las areas de ocio de zonas comunes podrían gestionarse de forma democrática, transparente e inmutable con unas reglas conocidas por todos.

Por ejemplo, imagina un coche autónomo, comprado por 10 personas desperdigadas por el mundo, que actúa de taxi, desbloqueándose ante un pago y repartiendo los beneficios a cada socio, de forma directa y sin bancos.

O más allá, ¿Te imaginas un país gestionado por una DAO?. Los políticos candidatos estarían 4 años preparando el smart contract, para que posteriormente la sociedad decida que smart contract quiere que les gobierne.

Como puedes ver los casos de uso pueden ser muchos, y las limitaciones aun están por descubrir. Como toda innovación, solo la creatividad dirá dónde es capaz de llevarnos esta nueva herramienta que trae consigo la tecnología Blockchain.

Origen de las DAO

Un error común es pensar que las DAO nacieron con Ethereum. Si bien es cierto que Ethereum hizo llegar este concepto a buena parte del público del sector Blockchain, el nacimiento de las DAO llegó mucho antes.

Este innovador concepto fue inicialmente postulado por Werner Dilger, un reconocido profesor alemán de informática. Fue Dilger quien en 1997 desarrolló su trabajo “Organización autónoma descentralizada del hogar inteligente según el principio del sistema inmune”. En el mismo, Dilger definía las bases de las DAO como sistema autosostenido y autónomo, un trabajo sin duda adelantado a su tiempo. Sin embargo en ese momento, su idea resultaba impracticable. El desafío técnico de crear una DAO no pudo ser sorteado hasta la llegada la blockchain.

Fue entonces cuando el concepto DAO volvió a salir a la luz. El 7 de Septiembre de 2013, Daniel Larimer, fundador de BitShares y Steem, hablaría de ellas en el medio de comunicación Let’s Talk Bitcoin!

Para entonces Daniel hablaba de ellas como Compañías Autónomas Descentralizadas (DAC), otra de las formas común de llamar a las DAO.

No fue hasta 2015, cuando Vitalik Buterin relanzaría el concepto gracias al lanzamiento de Ethereum, la cual permitía crear códigos transparentes e inmutables avanzados (turing completo), algo que facilitaba en gran medida la creación de DAOs e interacción con las mismas.

Las DAOs, algunos ejemplos reales

Ahora bien seguramente te preguntarás ¿Existen alguna DAO en la realidad? La respuesta es, si. Ciertamente una DAO no es una organización cualquiera y la complejidad para construirlas es titánico. Sin embargo, eso no ha sido impedimento para que fueran una realidad. Al principio del artículo nombramos alguno nombres como The DAO en Ethereum, Dash DAO Governance y DigixDAO. Estos son tan solo algunos ejemplos reales de DAOs completamente funcionales.

El caso de Dash DAO Governance, es un ejemplo de uso de DAO para la evolución de una criptomoneda. Esta DAO tiene como finalidad permitir la gobernanza de Dash a todo nivel y en ella participan quienes tengan un masternodo. De esa manera, se democratizan las decisiones dentro de Dash y se maneja la financiación del proyecto. Por su parte, DigixDAO es otra DAO de gobernabilidad centrada en controlar el crecimiento y desarrollo de Digix y todo su ecosistema.

La DAO más famosa, The DAO

Sin duda uno de las DAO más conocidas fue el proyecto The DAO. Este proyecto creado en 2016 por Simon Jentzsch y Christoph Jentzsch fue lanzado con el objetivo de construir la DAO más grande jamás conocida usando el poder de Ethereum. No solo es el más conocido por ser la DAO con mayor financiación sino por lo que ocurriría después.

El resultado del esfuerzo de sus fundadores fue un éxito y con The DAO lograron alcanzar la meta de 150 millones de $ USD en lo que sería la campaña crowdfunding más grande jamás conocida. Pero el sueño duró poco. Al poco tiempo se descubrió una grave vulnerabilidad en el código que sostenía The DAO y un hacker logró adueñarse de 50 millones de $ USD.

El hecho significó una catástrofe para The DAO e incluso llevó a que Ethereum aplicará un hard fork que dio origen a Ethereum Classic. Todo esto es una muestra que aunque poderosas, las DAOs también pueden ser una fuente de potenciales riesgos, especialmente debido a su programación y la dificultad de solucionar dichos problemas de forma rápida en entornos que han sido diseñados para ser inmutables.

  • The DAO, Logo de The DAO, The DAO la mayor DAO sobre Ethereum
  • Logo de DigixDAO, DigixDAO el DAO del oro digital, DigixDAO una DAO para la gobernanza del ecosistema Digix

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿La única limitación de una DAO viene dada por la capacidad de programar funciones en una blockchain?

¡CIERTO!

Lo único que puede limitar el desarrollo de una DAO como un ente plenamente autónomo es la capacidad de programación y potencia de una blockchain. Debido a ello, el potencial de las DAOs es inimaginable, algo especialmente cierto si tenemos en cuenta que la tecnología blockchain y sus capacidades siguen mejorando con el paso del tiempo.

Ventajas y desventajas de las DAOs

Como todo tipo de tecnología, una DAO puede ofrecer a sus participantes diferentes ventajas y desventajas. Algo sobre todo cierto debido a que las mismas dependen de la programación o normativa de la DAO. Sin embargo, en este punto podemos generalizar algunos puntos que vale la pena conocer.

Ventajas

  1. Permite crear organizaciones sin ningún tipo de jerarquización. Todos los que forman parte de la organización pueden aportar ideas y votar por las misma, con lo que se descentraliza dicha organización.
  2. Su nivel de transparencia es muy alto. Esto se debe a que una DAO hereda de la tecnología blockchain su capacidad de registrar todas las acciones realizadas y hacer público dicho registro, así como ver el código fuente de su funcionamiento.
  3. La descentralización permite que las DAO puedan ofrecer servicios de forma global lo que elimina fronteras y democratiza el acceso a servicios que de otra formas no estarían disponible para muchas personas.
  4. Facilitan de sobremanera la creación de organizaciones, puestos que estas solo deben programarse en una blockchain y desde ese momento, ya empieza a funcionar. Con ello se ahorra dinero, tiempo y papeleo, algo necesario para el registro tradicional de organizaciones o empresas.

Desventajas

  1. La programación de una DAO no es un tarea fácil. Automatizar tareas y la capacidad de tomar decisiones es algo muy complejo. El caso de The DAO puso de manifiesto que un error en una sola línea puede suponer millones de euros de pérdidas.
  2. Existen problemas para que las DAO puedan cumplir con las regulaciones en muchos países. Esto se debe en buena manera a que la tecnología blockchain y las criptomonedas aún no tienen una clara regulación.

A solo unos pocos años de su creación las DAO son, sin duda, una herramienta tecnológica increíble que podría ser parte de cualquier gran revolución futura que está por venir. Seguramente esta revolución termine viniendo de personas no condicionadas por las limitaciones actuales de la sociedad, visionarios. Quién sabe, tal vez esa persona seas tú.

Aprende sobre Bitcoin y criptomonedas gratis
Suscríbete y recibirás nuestro mejor contenido en tu mail

SÍ, QUIERO RECIBIR EL CONTENIDO
Bit2Me Academy le desea feliz viaje al universo de las criptomonedas
¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 0
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!