Almacenar de forma seguras nuestras criptomonedas es el objetivo de las cold wallet. Un tipo de monedero que ofrece una gran seguridad para proteger nuestros fondos de robos y hackeos.