Almacenar de forma seguras nuestras criptomonedas es el objetivo de las cold wallet. Un tipo de monedero que ofrece una gran seguridad para proteger nuestros fondos de robos y hackeos.

Cuando hablamos de seguridad para nuestros fondos en criptomonedas la mejor opción es elegir entre las cold wallets o monederos fríos. Son la unión perfecta entre funcionalidad y seguridad en todo momento y, permiten tener la tranquilidad de que los fondos difícilmente puedan ser robados. Te invitamos a conocer sobre estos monederos y todas las características que solo ellos pueden ofrecerte.

¿Qué son las Cold Wallets?

El concepto de wallets o monedero de criptomonedas seguramente ya lo conocerás. Son monederos o carteras digitales donde puedes almacenar y gestionar tu dinero en este caso, criptomonedas. Así las cold wallets, son aquellas que utilizan claves generadas por una fuente que no está conectada a la blockchain y por tanto, tampoco a Internet. Por lo que se denominan monederos en frío.

Este tipo de wallet ofrece una enorme ventaja sobre las demás, ya que hacen el rol de una cuenta bancaria de ahorros. Donde podemos guardar dinero que no utilizaremos durante algún tiempo. Son las más empleadas por los usuarios para depositar y resguardar grandes cantidades de criptomonedas y, ofrecen un nivel de seguridad insuperable.

Las cold wallets al no estar en conexión constante con Internet no son propensas a sufrir de ataques de hackeo o robo de claves como el caso de las hot wallets. No obstante, sí existe el riesgo de perder el dinero si se extravía el hardware o papel que las contiene. Para entender mejor esto veamos los tipos de cold wallets que existen en la actualidad.

  • Ejemplo de una cold wallet en forma de hardware wallet
  • Ejemplo de una cold wallet en forma de wallet paper

Características de las cold wallets

  1. Al no mantenerse en línea con las redes blockchain e Internet, ofrecen protección y seguridad contra los malwares y otros software maliciosos.
  2. Nos permiten almacenar grandes cantidades de dinero de manera segura y eficiente.
  3. No requieren de terceros para el manejo de las claves y gestión de las criptomonedas; como sí ocurre con las wallets online.
  4. Poseen medios de comunicación limitados para maximizar la seguridad que ofrecen.
  5. Generalmente permiten añadir una capa de seguridad extra por medio de la configuración de PIN a elección, impide que un tercero haga uso del dispositivo.
  6. Las claves son generadas y mantenidas dentro del mismo dispositivo donde se usa la wallet. Nunca salen de dicho dispositivo, por lo que se mantienen seguras y protegidas.
  7. Son compatibles con la mayoría de los sistemas operativos disponibles.
  8. Tienen la capacidad de generar una semilla que nos permite restaurar las claves y recuperar los fondos.
  9. En el caso de las wallets paper, no son factibles a la ruptura o daño del equipo como sí ocurre con otros tipos de cold wallets, como por ejemplo, las hardware wallets.

Recomendaciones para su uso

  1. Como hemos mencionado a lo largo de todo nuestro artículo, recomendamos reiteradamente hacer un respaldo escrito de la semilla o palabras claves. Que son generadas al momento de iniciar la configuración de los dispositivos hardware. Este respaldo debe ser guardado en un lugar seguro y protegido, ya que en caso de extravío es el que nos permitirá recuperar nuestros fondos.
  2. En el caso de las wallets paper, también deben ser resguardadas en un lugar seguro y protegido fuera de la vista y acceso de cualquier otra persona.
  3. Los respaldos de la semilla o de las wallets paper nunca deben hacerse en el ordenador o dispositivos móviles como teléfonos y tablets. Formatos de imágenes, documentos PDF, archivos enviados al correo electrónico o servicios de nube como Drive son propensos al hackeo y robo.
  4. Los generadores de wallets paper deben ser descargados en el ordenador y nunca deben ejecutarse en línea, es decir, conectados a la Internet. Existen muchas posibilidades de hackeo, robo y estafas si no se toman las precauciones necesarias.

Bit2Me Wallet, la seguridad de una cold wallet sin tantas complicaciones

Los monederos cold wallets ciertamente son los más seguros para resguardar tus criptomonedas. Sin embargo, pueden ser muy complejos de manejar por personas que recién están llegando al mundo cripto. Además ofrecen opciones de resguardo que posiblemente no necesites si tus fondos en criptomonedas son usados rápidamente para hacer compras pequeñas.

En estos casos elegir un monedero con menores prestaciones y más sencillo de usar es completamente factible y Bit2Me Wallet lo tiene todo para estos casos. Bit2Me Wallet es un monedero web (en caliente) que te ofrece un alto nivel de seguridad y una facilidad de uso que ningún cold wallet puede ofrecerte. Nuestro equipo de desarrollo está centrado en ofrecer un producto seguro con variedad de opciones para facilitarte la vida.

Además, Bit2Me Wallet está integrada directamente con toda nuestra suite de servicios por lo que te facilita la compra y venta de criptomonedas que tengas disponible en tu portafolio. Sencillamente, Bit2Me Wallet es tu mejor opción si lo que deseas es seguridad, rapidez y sencillez de uso para el día a día. Puedes crear tu cuenta para usar Bit2Me Wallet accediendo desde este enlace.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Las cold wallets pueden usarse junto a otros medios de protección?

¡CIERTO!

La seguridad de la cold wallets es de las más altas que existen en el mundo cripto, pero esta puede incrementarse de distintas maneras. Muchas personas y empresas utilizan múltiples medios para ampliar la seguridad como por ejemplo wallets multifirmas, almacenamiento compartido (split storage) o cifran su cold wallet. Todo esto con el fin de mejorar aún más el nivel de seguridad de estas wallets.

Algunos ejemplos de cold wallets

Son muchas las compañías que ofrecen distintas opciones para resguardar criptomonedas, y somos nosotros como usuarios los que tenemos el papel de elegir la que más nos convenga. Las cold wallets son una de las primeras opciones cuando hablamos de criptomonedas y su seguridad. Las primeras cold wallets fueron las wallets papers o monederos de papel. Pero con la evolución tecnológica llegaron las hardware wallets y los monederos por software capaces de crear un cold storage. Todo esto con el fin de brindar la mayor seguridad posible a sus usuarios.

Así podemos decir que existen los siguientes tipos de cold wallets y nombraremos algunas de estas opciones:

Hardware

Esto son dispositivos físicos conocidos como hardware wallets. Son muy fáciles de usar en forma de disco duro portátil USB. No requieren de conexión a internet y por tanto, son inmunes a virus y malware que sí pueden atacar a los ordenadores. Entres sus muchas cualidades, permiten añadir un PIN o contraseña adicional con el fin de que si se extravían, no puedan ser usados por terceros.

Entre los más conocidos podemos mencionar a Trezor y Ledger.

De papel

Estas son las wallets que brindan mayor seguridad en cuanto a protección de ataques informáticos. Sin embargo, son propensas al deterioro, daño o extravío del papel donde son impresas si no se cuidan y protegen bien. Como nos indica su nombre, son wallets impresas en papel donde están contenidas las claves públicas y privadas, y también indican un código QR. Esto con el fin de facilitar las transacciones que queramos realizar posteriormente.

En la actualidad existen muchísimas webs donde puedes ingresar y generar una paper wallet. Entre las principales opciones de este tipo están

  1. Wallet Generator.
  2. Bitcoin Paper Wallet.

Ambos con un alto nivel de seguridad que incluso supera a las hardware wallets si se les da el uso correcto.

Software

En esta opción podemos destacar a  Electrum. Electrum es una hot wallet pero tiene una funcionalidad adicional y es la capacidad de crear una cold wallet. La cold wallet de Electum se mantiene fuera de línea en todo momento (el computador no debe tener Internet en ningún momento). Pero al mismo tiempo, por medio de una llave pública puedes usar una hot wallet para enviar y recibir fondos. Esto gracias a que la hot wallet te permite crear transacciones no firmadas que luego puedes firmar con tu cold wallet y así poder gastar tu dinero.

Un método bastante ingenioso pero que brinda un nivel de seguridad muy alto si es bien utilizado.