Las lightweight wallets son monedero que funcionan usando una conexión con una serie de servidores que les permiten obtener toda la información que necesitan sobre los pagos en criptomonedas que hacen. Es una forma simplificada de un monedero que hace innecesario ejecutar un full node, mientras mantiene un buen equilibrio entre seguridad y usabilidad.