A pesar de lo que muchos puedan pensar, actualmente Bitcoin NO es anónimo. No obstante, quienes lo mejoran, trabajan para lograr un sistema financiero global, descentralizado y 100% anónimo.

¿Por qué?

En este nuevo artículo hablaremos del anonimato y la privacidad así como de sus diferentes puntos de vista, cómo de anónimo es Bitcoin ahora mismo y el por qué, las herramientas de análisis del Blockchain y algunos métodos para mejorar el anonimato.

La privacidad ha muerto

Cuando vamos al baño cerramos la puerta. No es porque estemos haciendo algo ilegal, sino por privacidad. No queremos que nadie vea qué hacemos.

Con la tecnología, en cambio, no somos tan precavidos, dejamos puertas abiertas constantemente, dando tal cantidad de información sobre nosotros que ni somos conscientes.

Cuando recibes un correo, cuando tienes una conversación, cuando ves un vídeo, cuando haces una compra,… En Internet todas y absolutamente todas las acciones que haces dejan información de lo qué te gusta, lo qué no, qué consumes, dónde vas, dónde y con quién duermes, qué campañas solidarias financias,… e incluso, con los algoritmos adecuados, pueden predecir el futuro adivinando nuestros comportamientos antes de que ocurran.

Esto, que hace apenas 20 años nos aterraría o nos sonaría a película, es hoy (tras pasar por un proceso gradual de normalización) una realidad, algo que se acepta sin escandalizarnos.

Y es que, a cada minuto que pasa se generan toneladas (literalmente) de información de cada uno de nosotros.

Internet en 60 segundos

No somos dueños de nuestra privacidad.

Lo creas o no, corporaciones como Google saben todo sobre ti. Saben cosas tan privadas como a quien has votado en las elecciones, si eres infiel, si eres homosexual, si tienes alguna enfermedad,… y todo, por supuesto, sin que tu les hayas dicho activamente nada a ellos.

Y no solo las grandes corporaciones saben esto.

Twitter, Facebook, Epsilon, Sony, Linkedin, Yahoo,