El análisis técnico aborda el estudio de los mercados financieros con el fin de poder predecir el comportamiento de este en el futuro. A pesar de tener limitaciones, esta forma de estudio basada en el chartismo es probablemente la más extendida hoy en día debido a la pseudodemocratización de sus herramientas gráficas y a la mejora del acceso a información en tiempo real.