Desde la aparición del software de Bitcoin, el precio de la criptomoneda reina ha ido en proceso ascendente Sin embargo, normalmente tras fuertes subidas llegan importantes correcciones que, si las observamos en el tiempo, suelen representar un valor de unas diez veces el precio que tenía un bitcoin doce o dieciocho meses atrás.

La tendencia a aumentar de valor de manera constante en el tiempo se debe a diferentes parámetros establecidos para que Bitcoin tienda a la deflación. Un límite establecido en el número total de monedas que se pondrán en circulación, la reducción progresiva del ritmo de emisión de los bitcoins y el acaparamiento de los mismos, son los tres principales factores que hacen deflacionario al bitcoin.

Al margen de esto, a lo largo del tiempo nos encontramos fuertes subidas en el precio de cada bitcoin, que pueden llegar a multiplicar su valor varias veces. Esto se traduce en un proceso de euforia que suele durar unos pocos meses después de los que llega un largo proceso de caída de valor del precio de los bitcoins o de depresión, que suele ser bastante pronunciado.

Durante el periodo de tiempo en que sube el valor de los bitcoins, se da el acaparamiento. Esto se da ante una inflación desbocada en el que el precio de un producto puede estar estable. Pero la cantidad de bitcoins para pagar cualquier producto desciende de manera significativa. Durante los periodos de pérdida de valor de los bitcoins estaríamos en el proceso inverso. Es decir, cada vez los productos cuestan más bitcoins pese a que su valor unitario no se ha modificado en el tiempo.

Deflación e inflación

La economía cuenta con dos periodos correlativos en cuanto al valor de los productos y valor del dinero fiduciario. Durante el proceso de deflación, el precio de los productos cae y, por tanto, el valor del dinero fiduciario aumenta. Durante el proceso de inflación, el precio de los productos aumenta por lo que el valor del dinero fiduciario se reduce.

Deflación: Es un descenso generalizado y prolongado en el tiempo de los precios de los bienes y servicios. Se suele caracterizar por un descenso de la demanda (las personas compran menos) y un aumento de la capacidad productiva. Este periodo suele estar asociado en procesos de recesión económica y las crisis económicas y financieras. Suele conllevar una reducción de la actividad económica, aumento del desempleo, aumento de la incertidumbre económica, se genera un aumento de los tipos de interés debido a la caída económica y existe una caída real de la demanda de productos.

Inflación: Es un aumento generalizado y sostenido de los precios de los productos durante un periodo de tiempo, que suele ser de aproximadamente un año. Cuando esto sucede, se requiere una cantidad mayor de dinero para adquirir la misma cantidad de bienes que justo antes de iniciarse este proceso, lo que se traduce en una disminución de la capacidad del poder adquisitivo.

Podemos resumir la deflación como un periodo de tiempo donde las personas tienen mayor poder adquisitivo, pudiendo adquirir más bienes y servicios por un menor coste y la inflación es el proceso contrario, las personas tienen menos poder adquisitivo, pudiendo adquirir menos bienes y servicios con el mismo dinero. Así podemos decir que; la deflación en Bitcoin lleva a que cada Bitcoin adquiera un mayor valor en el tiempo.

Si miramos la inflación, aquí se podría dar un aumento de los precios que conlleva mayores beneficios para las empresas y posiblemente aumento de sueldo para los trabajadores (aunque no tiene por qué suceder este punto). Si no se diera un aumento salarial lo que terminaría sucediendo es que las personas no podrían acceder a bienes y servicios básicos, provocando un empobrecimiento de las personas y una contracción de la economía.

Deflación en el Bitcoin

La naturaleza de la deflación en Bitcoin contiene dos reglas primordiales:

  1. Solo se emitirán un total 21 millones de monedas
  2. Cada cuatro años existe una reducción del 50% de la recompensa de bitcoins que reciben los mineros por la validación de los bloques. Esta reducción se llama halving.

Además de esto, hay que tener en cuenta que tanto el acaparamiento como la adopción por parte los usuarios hacen que el valor siga aumentando.

Masa monetaria limitada

El primer gran factor que influye en el hecho de que los bitcoins aumenten de valor está en la limitación de la emisión de la masa monetaria (cantidad total de bitcoins que existirán) y en el proceso de halving. Estos dos elementos provocan que la cantidad de monedas digitales totales que se pueden distribuir sea finita y que la liberación de monedas sea ajustada automáticamente cada cuatro años. Ello hace que el proceso sea transparente e implique un aumento de valor pues cada 10 minutos hay menos cantidad de monedas que llegarán al mercado. Esto es un claro ejemplo de la deflación en Bitcoin.

Reducción progresiva de la emisión

En el proceso de minería de Bitcoin hay unas normas que son las que establecen el consenso que todos los mineros y