El spread o diferencia entre el mayor precio de compra y el menor precio de venta de un activo, es uno de los conceptos más básicos dentro de un mercado, y es algo que todo trader de criptomoneda debe saber con claridad. 

Seguramente habrás visto en algún momento el término spread, en algún exchange o plataforma de criptomonedas, y te habrás preguntado ¿Qué significa spread? Pues bien, un spread, generalmente hace referencia a la diferencia entre el precio de compra (bid) y venta (ask) para un determinado valor dentro de ese exchange o plataforma.

Si has participado en un exchange o mercado de valores, habrás visto que normalmente los precios de compra y venta de los activos en los mercados tienen ligeras o marcadas diferencias. Esto puedes verlo más claramente en el order book del exchange. La diferencia entre oferta de compra a precio más alto, y la oferta de precio más baja de venta es lo que se conoce como spread.

Esta diferencia entre el precio más alto al cual una persona está dispuesta a comprar, y el precio más bajo al cual está dispuesto a vender otra persona, reflejaría el desacuerdo entre ambos precios. Sin embargo, los spread tienen otras funciones más allá de simplemente marcar diferencias de precios, de hecho, pueden ser una herramienta poderosa para analizar mercados y permitir estudiar su evolución.

¿Cómo funciona realmente un spread?

En un exchange, lo más usual es ver tres precios:

  1. El precio más bajo al que alguien desea vender.
  2. Precio más alto al que alguien desea comprar.
  3. El precio del último intercambio.

La diferencia entre el punto 1 y el 2 es el spread. Aunque, el último intercambio se haya hecho a un precio, no quiere decir que si compras o vendes lo vayas a hacer al mismo precio.

Una gran diferencia entre el precio de compra y el de venta suele estar relacionada a casas de cambio con poca liquidez. Recuerda que en las criptomonedas cada casa de cambio tiene su propio mercado. Y en una casa puede ser muy líquido y en otra no, algo que se suele aprovechar para hacer arbitraje.

Además un spread siempre refleja una diferencia de percepción del valor. Junto a esto están los especuladores que siempre buscan obtener beneficios, y cuanto antes mejor, por eso buscan alejar un precio del otro.

Por supuesto, esta acción de compra-venta en un exchange se realiza entre múltiples personas y la fuerza de todos ellos es lo que mueve los precios al alza o a la baja en distintos momentos. Esto es lo que hace posible lo que llamamos precios medio de mercados, que son los precios de mercado de un activo, y que te permiten por ejemplo, hacer operaciones rápidas a “precio de mercado”.

Factores que determinan un spread

Un error muy común en las personas que entran al mundo del trading o de compra y venta de criptomonedas en distintas plataformas, es el de pensar que el spread es una variable impuesta por la plataforma. La realidad es que los valores de los spreads dependen del activo que se negocie y de cómo el mercado reacciona a dicho activo, junto a su oferta y demanda.

En ese caso, algunos de los factores que determinan un spread son:

  1. Altos niveles de trading del activo. Por ejemplo, una criptomoneda que tenga gran actividad de trading tendrá un spread bastante pequeño, mientras que una que tenga poca actividad tendrá un spread mayor.
  2. El mercado es muy líquido. Lo que también tiene un gran impacto en los niveles de spread. A mayor liquidez, los spread suelen ser menores, y pasa lo contrario cuando hay menor liquidez.
  3. Muchos traders manejan el activo. Una situación que también impacta en los niveles de spread.
  4. La volatilidad del activo. En este punto, la volatilidad puede llevar a spread más o menos elevados dependiendo de la tendencia del precio global del activo.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿El spread puede ayudarnos a determinar la mejor estrategia para una entrada en mercado?

¡CIERTO!

Los traders que entienden la relación de los spread con el activo que se está comerciando, usan este valor para reconocer el mejor momento para entrar o salir del mercado, teniendo como objetivo obtener la mayor ganancia posible junto al menor coste por la operación a realizar.

Usos del término spread

Como hemos mencionado, el término spread se puede utilizar para realizar operaciones de análisis y estrategias en los mercados. En ese sentido, las estrategias más básicas que hacen uso de los spread son las siguientes:

  1. Spread de precios: este es el más usual y que marcamos inicialmente como su definición. Básicamente lo único que hace es decirnos la diferencia de precios entre la compra y venta de un valor dentro de un mercado. Un trader que opere en distintas plataformas puede usar este valor para reconocer en qué mercado puede comprar un determinado valor (con el menor precio), para luego venderlo en otro mercado con el mayor precio posible, obteniendo con ello ganancias. Esta estrategia de análisis es lo que dio origen al arbitraje del cual ya hablamos en una oportunidad.
  2. Spread de volatilidad: este es otro uso bastante popular de los spread puesto que permite generar estrategias de compra y venta utilizando la volatilidad de los mercados asociados a un valor.
  3. Spread intermercados o interproductos: esta es una estrategia que suele verse más que todo en mercados de productos. La finalidad es comprar un producto en un determinado mercado y vender otro producto distinto dentro del mismo mercado, tratando de obtener ganancias por esa operación.
  4. Spread cambiario: esta es una estrategia que suele verse en mercado de criptomonedas, especialmente en aquellos mercados con gran diversidad de pares de comercio. Básicamente lo que se busca es comprar una moneda y cambiarla por otra, obteniendo con ello una ganancia por la operación, debido a las diferencias de precio que existen entre los diferentes pares.