Analizamos quién es Jack Dorsey: desarrollador de software y empresario de EEUU especialmente popular por ser uno de los creadores de Twitter y el fundador de Block, una de las grandes compañías estadounidenses dentro de los servicios financieros tradicionales, Fintech y cripto del momento.

La figura de Jack Dorsey, es una de las más relevantes dentro del sector empresarial de los Estados Unidos y una de las más conocidas a nivel mundial, especialmente tras el éxito de Twitter. Dorsey, un ávido programador, se ha convertido en un pilar dentro de la construcción de la Web 2.0 y también el impulsor de una serie de proyectos empresariales gracias a su venture capital y su interés por acercar la tecnología al público mundial.

Sus primeros años

Jack Patrick Dorsey nació en la ciudad de San Luis, en el estado de Missouri, el 19 de noviembre de 1976. En su niñez, Dorsey vivió en dicha ciudad, donde asistió al instituto Bishop DuBourg, una escuela privada de corte católico romano de esa misma ciudad, algo que iba en consonancia con su familia, ya que eran fervientes creyentes. Mientras estudiaba en este colegio, Dorsey comenzó a experimentar con la programación.

En 1995, Jack Dorsey se matriculó en la Universidad de Missouri-Rolla a la que asistió durante más de dos años, para luego trasladarse a la Universidad de Nueva York en 1997, la cual abandonó dos años después.

Pese a ello, Dorsey se interesó aún más en la programación y se trasladó a California, donde comenzó su camino en los negocios. Su primera compañía, creada en el año 2000, estaba fuertemente relacionada a la Web y al enrutamiento de paquetes, lo que le llevó a crear un servicio de taxis y logística a la que podía accederse vía Web.

Jack Dorsey fundador de Twitter y Block

La creación de Twitter

Tomando esta experiencia como base, Jack Dorsey decidió que era hora de crear un proyecto de mayor envergadura, poniendo su interés en las plataformas de mensajería y streaming multimedia que comenzaban a verse en el 2005. Para ello, Dorsey se puso en contacto con Odeo, una pequeña compañía situada en San Francisco, California, dedicada al podcasting.

Odeo fue fundada por Noah Glass (creador de Macromedia ShockWave) y Evan Williams (creador de Pyra Labs y Blogger). Con su apoyo, Twitter comenzó su vida saliendo a la luz el 21 de marzo de 2006, momento en el cual Jack Dorsey publicó el primer tuit del mundo: “Sólo estoy configurando mi twttr”, y que se ha vendido como NFT recientemente.

Lo cierto es que la idea de una red social para enviar mensajes de 140 caracteres fue algo que en un principio no llamó mucho la atención. Eso sin contar los enormes problemas de escalabilidad que la plataforma presentaba. Sin embargo, la plataforma comenzó a mejorar y a llegar a los móviles y smartphones de distintas maneras.

Por ejemplo, los móviles bajo los sistemas S40 de Nokia tenían soporte oficial de Twitter para una aplicación escrita en Java, móviles bajo el sistema Brew de Qualcomm también tenían soporte, e incluso yendo a gamas más bajas, podrían simplemente usar SMS para enviar sus tweets. Lo cierto, es que abrir las puertas y posibilidades de usar Twitter en estas plataformas (incluyendo además Blackberry, Android, iOS y Symbian) fue lo que impulsó rápidamente la adopción de Twitter, que para 2008 ya contaba con más de 1,3 millones de usuarios registrados y cerca de 300 mil usuarios activos diariamente.

El éxito de Twitter

El éxito de Twitter llevó a Jack Dorsey a ser una cara reconocible en Silicon Valley. Pero por otro lado, también fue el inicio de los problemas. Twitter se mantenía con una plantilla de trabajadores muy pequeña y con una plataforma tecnológica igual de pequeña. Esto fue perfecto mientras el servicio crecía y era poco complejo, pero a medida que los usuarios crecieron y la presión sobre los servidores aumentó, comenzaron los problemas. La “ballena de Twitter” era algo bastante común en ese entonces y Dorsey rápidamente se convirtió en un hazmerreír, no solo por las fallas técnicas de su red social, sino por el perfil social al que se asociaba a los usuarios de esta red social.

Sin embargo, Dorsey logró sobrepasar todo y a medida que la red comenzó a tener entre sus usuarios a famosos y directores ejecutivos de otras empresas a nivel global, Twitter comenzó a ganar respeto. Adicional a esto, Dorsey comenzó a mejorar la plataforma tecnológica de Twitter dejando atrás las constantes caídas y con ello el crecimiento de la red social comenzó a acelerarse.

La llegada de problemas y su renuncia

El alcance de Twitter fue tal que durante las protestas de 2007 en Venezuela y 2009 en Irán, el servicio fue vital para mantener al mundo al tanto de lo que estaba pasando, siendo el momento más alto de Twitter, hasta que, Jack Dorsey dio un cambio inesperado.

Su tendencia política (es demócrata) e ideológica (con el wokismo) comenzó a resultar controvertida en los Estados Unidos, ya que tenía un impacto directo en la red social. Las políticas de censura bajo su mandato (e incluso en la actualidad) claramente apuntan a censurar (o shadow-bannear, al menos) casi cualquier contenido que vaya en contra de esas corrientes.

Hechos como el escándalo de Hunter Biden, por el cual fue llevado al Senado donde aceptó los elementos mostrados y se disculpó por la censura impuesta en la red social, son solo un ejemplo de la postura que llevó luego a Dorsey a renunciar como CEO de Twitter.

En medio del ojo del huracán, quien promovía la libertad de expresión para el mundo, solo aceptaba aquella “verdad” que no le contradecía y vetaba todo elemento con el que no estuviera de acuerdo. Los bloqueos a Donald Trump, Project Veritas y otras cuentas más cercanas a la derecha (republicanos), han hecho de Dorsey una figura controvertida en Estados Unidos y en otros países en los que la red social Twitter tiene gran presencia.

Block, su segundo mayor logro

Pese a los problemas arrastrados en Twitter, Jack Dorsey también ha creado otras compañías de gran valor. Block, Inc. (anteriormente Square, Inc.) es una empresa dedicada a los servicios financieros y pagos digitales con sede en San Francisco (California). La empresa fue fundada en 2009 por Jack Dorsey y Jim McKelvey, y comenzó sus operaciones en el año 2010. Block se ha transformado en una de las principales compañías financieras del país con una valoración de más de 100 mil millones de dólares.

Entre los principales servicios que presta Block podemos mencionar:

  1. Square es una plataforma de pagos dirigida a las pequeñas y medianas empresas que les permite aceptar pagos digitales aceptando hasta 130 monedas aceptadas internacionalmente.
  2. CashApp, lanzada en octubre de 2013, permite la transferencia de dinero de persona a persona a través de la aplicación o la página web. Con más de 36 millones de clientes mensuales y soporte para el pago usando criptomonedas.
  3. AfterPay es una plataforma de pago digital australiana en la que un producto comprado puede pagarse en cuatro plazos. La plataforma tiene una capitalización de mercado de unos 3.300 millones de dólares y ofrece acceso a pagos con criptomonedas.
  4. Weebly es un servicio de alojamiento web. Weebly que inicialmente fue fundado en 2006 por David Rusenko, Dan Veltri y Chris Fanini. En 2018, Block compró Weebly a cambio de 365 millones de dólares en efectivo y acciones. La plataforma ofrece a los usuarios acceso a funciones de arrastrar y soltar para construir sus sitios web, con opciones de almacenamiento ilimitadas y URLs personalizadas.
  5. Tidal, es un conocido servicio de streaming de música digital que da a los usuarios acceso a más de 80 millones de canciones de géneros y artistas de todo el mundo Tidal se fundó sobre la base de que los artistas reciban el pago justo por su trabajo, es decir, de forma completa y directa en lugar de a través de los medios tradicionales.
Jack Dorsey apoya a las criptomonedas

Dorsey y las criptomonedas

Jack Dorsey también ha tenido un gran acercamiento a las criptomonedas y la tecnología blockchain. Sus empresas Twitter y Block, han tenido la oportunidad de implementar funciones relacionadas con estas tecnologías. Por ejemplo, Twitter permite el pago de tips a creadores de contenido dentro de la plataforma, además de implementar los NFTs dentro de Twitter.

En Block, por su parte, servicios como CashApp, Square y AfterPay hacen uso de las criptomonedas como opciones para recibir y enviar pagos. Weebly por su parte, también puede recibir pagos en criptomonedas por sus servicios de alojamiento Web. Mientras que Tidal, puede hacer uso de los NFTs para crear contenido único que es ofrecido a los usuarios de dicha plataforma.

Esto deja claro la posición de apoyo que Jack Dorsey le ha dado a la tecnología blockchain y las criptomonedas. De hecho, Jack ha tenido un gran papel dentro del ecosistema cripto no solo apoyando nuevos proyectos de criptomonedas, DeFi y NFTs, sino también apoyando el desarrollo de soluciones en Bitcoin, Web3 e incluso, con el deseo de construir la Web5, en un intento por acelerar la llegada de servicios completamente descentralizados a Internet.

Sin duda, Jack Dorsey es una figura no solo controvertida en muchos aspectos, sino que también es dinámica y muy activa en la comunidad cripto apuntando a su crecimiento. De esta forma, Jack Dorsey sigue dejando su huella en el mundo empresarial y en el espacio cripto donde cada día que pasa gana más peso y reconocimiento.