Los timelocks son una de las más practicas funcionalidades de Bitcoin, permitiéndole la capacidad de programar acciones de acuerdo a una serie de parámetros y convirtiendo así al Bitcoin en algo mejor que el dinero, un dinero digital completamente programable.