Una de las recientes herramientas financieras potenciadas por la tecnología blockchain es el equity token, el cual es conocido por la “acción del siglo XXI”. Conoce de cerca de que se trata esta herramienta, quienes la usan y sus ventajas frente a otras herramientas ya conocidas.

Un equity token es un tipo de security token que funciona más como un activo de acciones tradicional. En otras palabras, quienes tienen en su poder equity tokens poseen alguna forma de propiedad en sus inversiones. Cada token representa un porcentaje sobre la propiedad que realmente tienen. En la mayoría de los casos, los equity token representan un activo, una propiedad o una empresa de terceros.

Estos tokens pueden venir representados de muchas formas, pero las más usuales son:

  1. Acciones
  2. Futuros
  3. Contratos de Opciones
  4. Bienes Raíces Tokenizadas
  5. Empresas Tokenizadas

Usualmente suelen referirse hacia los equity tokens como “la acción del siglo XXI”. Esto se debe a que gracias a los equity tokens, los titulares no solo tienen derecho en propiedad, sino también derecho a una parte de las ganancias de la empresa y al derecho a votar sobre su futuro. La única diferencia significativa entre un equity token y una acción tradicional es el método de registro de la propiedad. Un stock tradicional se registra en una base de datos y puede ir acompañado de un certificado en papel. Un equity token por su parte se registra en una blockchain.

¿Por qué se crearon los equity tokens?

Con la aparición de la tecnología blockchain muchas empresas consideraron que podían llevar el modelo de Oferta Pública Inicial (IPO) a un nuevo esquema de funcionamiento. Para conseguir esto se crearon los equity token. Estos tokens son una representación blockchain de la propiedad de un activo. Con ello las empresas pueden emitir acciones y derechos de voto sobre una blockchain. Todo ello con el objetivo de dinamizar el mercado. Además, un prestamista podría crear tokens que representan la deuda que posee la compañía, con ello puede crear un entorno propicio de negociación para los mismos.

Otro punto a favor de los equity token es que se pueden ofrecer a través de una colocación pública o privada. Esta gran flexibilidad viene acompañada también con la capacidad de asegurar los derechos de los inversores, que no solo participan en el desarrollo de la red blockchain, sino que también reciben pagos monetarios en función de cómo se desarrolle el token en el mercado de la criptomoneda.

Finalmente, los equity tokens son intercambiables y son administrados por un organismo regulador dentro de su país de emisión. Es todo este grupo de ventajas las que llevaron a la creación de los equity token dentro del mundo financiero blockchain.

¿Cómo se emiten los equity token?

Para emitir un equity token es necesario llevar a cabo una serie de procedimientos. Esto es así porque los equity token tienen que respetar las regulaciones de cada país para la realización de campañas de compra-venta de acciones o valores. Estas campañas reciben el nombre Oferta de Equity Tokens (ETO). Entre estos pasos podemos mencionar:

  1. En primer lugar darse de alta en una plataforma de intercambio. Este paso le permitirá a la empresa emitir sus equity token y registrar toda su información.
  2. Declarar las disposiciones comerciales. Como todas las plataformas de inversión, una ETO no puede llevarse a cabo sin definir primero los términos comerciales. Esto significa que la compañía de blockchain debe informar a los posibles inversionistas sobre los términos y provisiones de inversión.
  3. Realizar una pre-ETO. Estas campañas están pensadas para ofrecer una determinada cantidad de token de forma forma privada. El objetivo de las mismas es reconocer el impacto que tiene la ETO. Si la venta privada alcanza el nivel deseado, bastará con esta actividad, en caso contrario, se realiza la venta pública finalmente.
  4. Ofertas públicas. Esta oferta solo es necesaria cuando la meta de recaudación no fue alcanzada en la oferta privada. En ese punto, el público en general, como las empresas y los inversores individuales, pueden comprar el resto de los tokens. Después de esto, se firma un acuerdo vinculante entre las partes, con lo cual los inversores se convierten en propietarios legalmente reconocidos de los tokens adquiridos.

Algunos ejemplos de equity tokens

Algunos ejemplos actuales de compañías que han llevado a cabo ETO y manejan equity token son las siguientes:

  1. Neufund
  2. The Elephant Private Equity Coin
  3. Slice
  4. Documo
  5. BFToken
  6. The DAO
  7. RRT Token

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿La creación de los equity tokens es una opción complementaria a los security tokens?

¡CIERTO!

Los security tokens son sin duda una opción poderosa para representar valores, y en definitiva son una herramienta creada para representar a las tradicionales acciones. Pero los equity tokens van un paso más allá, al permitir que los compradores pueden acceder a ciertos derechos que los security tokens no tienen, en especial, porque los equity representan la “propiedad” de un valor, mientras que los security tokens no cumplen con dicha propiedad.

Ventajas de los equity tokens

  1. Es una opción ampliamente probada. Su parecido a la emisión tradicional de acciones y su fuerte regulación da fe de ser una opción segura.
  2. Te permite controlar mantener o dar control. La emisión de equity token puede dar lugar a la venta de activos que permite a los compradores tener o no participación en la decisiones de tu compañía u actividad.
  3. Mantiene su valor. Los equity token mantienen su valor mientras tu actividad o compañía mantenga su funcionamiento.
  4. Permite alinear los intereses de los inversores con los de la compañía.
Aprende sobre Bitcoin y criptomonedas gratis
Suscríbete y recibirás nuestro mejor contenido en tu mail

SÍ, QUIERO RECIBIR EL CONTENIDO
Bit2Me Academy le desea feliz viaje al universo de las criptomonedas
¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 0
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!