• Que es un security token

¿Qué es un Security Token?

Como ya hemos explicado en qué es un token, podemos clasificar los tokens de dos formas: Utility Token y Security Token.

Los Security Token son tokens criptográficos similares a cualquier otro, pero vinculados a los security tradicionales.

Un security es un tipo de activo financiero intercambiable: Bonos, swaps, futuros. Existen muchos tipos de security, y uno de ellos muy recurrente son las acciones tradicionales de empresas.

La tecnología blockchain permite digitalizar los security dotándolos de muchas ventajas que permiten reducir costes, tiempo y burocracia. Con ello nacen los Security Token.

Esto ya es una práctica. Una forma común de ver este tipo de token es en la forma de acción. Es decir, los tokens otorgan a los propietarios unos derechos y obligaciones (por ejemplo, derecho a voto y/o dividendos) con respecto a la cantidad de tokens en propiedad, pudiendo ser transferidos e intercambiados entre personas y robots de cualquier lugar.

Al igual que el resto de tokens, estos pueden ofrecerse a través de una ICO, lo cual permite a las empresas obtener capital mediante la venta de unas acciones (en forma de token criptográfico) a un coste teóricamente más bajo de lo que valdrá en un futuro.

No obstante, las regulaciones están intentando encontrar el encaje legal y requisitos que este tipo de tokens han de cumplir, pidiendo que el token criptográfico cumpla las leyes del país o los países de donde sean los poseedores de los tokens.

El objetivo de los Security Token es ofrecer derechos bastante similares a las acciones tradicionales, permitiendo llegar a un público más amplio, eliminar burocracia y lentitud, y a un coste más reducido que tener que cotizar acciones.

Este tipo de activos permite el desarrollo de los ‘Simple Agreement for Future Tokens (SAFT)’ que permite a los inversores acreditados la compra de contratos durante una oferta simbólica en la que obtendrán como recompensa un token desarrollado por la compañía bajo la forma de Utility Token que pueda ser un activo circulante para el uso en la plataforma.

De nuevo, la regulación aún está buscando la frontera para separar conceptualmente el Security Token y el Utility token, pues muchas regulaciones piensan que todos los tokens son Security Tokens en el momento que pueden ser cotizados, intercambiados con base en otra divisa o criptodivisa.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, también conocida como SEC, ya ha avisado en reiteradas ocasiones que lanzar este token implica cumplir con toda la regulación para activos financiero. Este organismo ha ido más allá y ha informado que cualquier token que detecten en el mercado que puedan calificar como ‘Security’ obligatoriamente deberá cumplir con las normas para activos financieros, aunque ellos no lo consideren.

Adicionalmente la SEC obliga a cumplir el precepto de que ‘no se puede hacer publicidad masiva de una ICO donde cualquier individuo pueda adquirir el activo financiero’ entre otras cosas. Junto a ello la SEC ha desarrollado el ‘Howey Test’ que permite determinar si es un Security Token:

  • Hay una inversión de dinero
  • Hay expectativas de ganancia
  • La inversión de dinero es en una empresa común
  • Cualquier ganancia proviene de los esfuerzos de un promotor o un tercero.
¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 4.8
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!
2018-11-27T10:49:44+00:00
Esta web usa cookies y servicios de terceros. Revise toda la Información Legal y Términos en el pie de esta página. ACEPTO