Los tokens son parte integral de la tecnología blockchain y la capacidad de los mismos es prácticamente infinita.  Sin embargo, hay marcadas diferencias entre sus tipos y con el objetivo de aclarar las mismas, este artículo expondrá las diferencias, ventajas y desventajas de los utility y security tokens.

Los utility y security tokens son dos de las herramientas que más solemos ver en el mundo de las criptomonedas. Y no es para menos, pues ambas permiten que dichos proyectos puedan acceder a la financiación inicial o intermedia necesaria para su desarrollo y evolución. Pero para entender un poco más sobre estas herramientas conozcamos un poco más que son cada una de ellas y las diferencias entre las mismas.

¿Qué es un Utility Token?

En una ocasión anterior les hemos hablado sobre los utility tokens o tokens utilitarios. Estos tokens son en realidad, el resultado de la creación de un cupón por parte de una empresa. Este cupón o token puede canjearse en el futuro por un acceso a los servicios que dicha empresa presta o prestará.

Los utility tokens son normalmente utilizados como una forma de conseguir financiación a un proyecto en desarrollo o por desarrollarse. Por esta razón, los utility tokens suelen estar llenos de mucha especulación y de expectativas de desarrollo poco realistas. Pese a esto, los utility tokens suelen ser un medio de financiación muy buscado, en especial en proyectos comunitarios como el de las criptomonedas o blockchains.

¿Qué es un Security Token?

Del otro lado tenemos a los security tokens o token de seguridad. Estos tokens son una especie de activo digital que guarda una gran similitud a las bien conocidas acciones. Y es que el valor de un security token proviene de un activo tangible que puede negociarse y que está completamente regulado. Debido a que estos tokens caen bajo la regulación de activos, las empresas que los emiten deben presentar toda la documentación y garantías del mismo. Ello los ha convertido en la actualidad en una forma segura de inversión y financiamiento para proyectos basado en tecnología blockchain.

Diferencias entre Utility y Security Tokens

Ahora bien seguramente se preguntarán, ¿Por qué dos tipos de tokens?. Pero más importante aún, ¿Qué los diferencia?. Lo cierto es que ambos tokens tienen marcadas diferencias y cada uno de ellos presenta características únicas, comencemos a examinarlas:

Utility Tokens

Security Tokens

No se encuentran regulados de ninguna manera.Se encuentran regulados por las leyes de valores de cada país.
Rápida implementación y emisión de los mismos.Implementación y emisión lenta. Emitir los mismos requiere la aprobación de las autoridades de control de valores del país.
Son un cupón de cambio por un servicio dentro de la empresa que los emite.Son un activo que representa parte del valor de la empresa.
Valor altamente especulativo.Valor asociado a la relación accionaria y de valor final de la empresa.
Alta tendencia a práctica de estafas debido a la poca regulación de los mismo.La regulación en la emisión de estos tokens evita prácticas maliciosas como las estafas, brindando mayor seguridad a los inversionistas.
No brindan participación o poder de voto dentro de la empresa o servicios prestados dentro de la misma.Permiten al comprador tener participación directa y voto dentro de la empresa y el proyecto, salvo que el contrato de compra especifique otro tipo de derechos.
Su ubicación y emisión no precisa de cumplir con las reglamentaciones AML y KYC.La ubicación y emisión precisa de cumplir con las regulaciones de AML, KYC y todas las aplicables al caso.

Estas son algunas de las diferencias más marcadas entre utility y security tokens. Es claro que los security tokens brindan una mayor seguridad y una serie de ventajas importantes. Pero su dificultad en la emisión los ha mantenido algo alejados del mundo de las criptomonedas hasta el momento. Esto a diferencia de los utility tokens, cuyo uso en las ICO durante 2017-2018 fue altamente explosivo. Esto pese a todos los sobresaltos y acciones maliciosas y estafas que se vivieron en ese periodo.

Pero ahora te preguntaras: ¿Como se que estoy frente a un utility o security token?.

La prueba de Howey. Diferenciando utility y security tokens

La manera de reconocer que y que no es un security, es gracias al uso de la Prueba de Howey. Esta prueba fue creada en 1946 en medio de un proceso judicial entre la SEC y Howey Company. De este proceso judicial se dio origen la Prueba de Howey, con la cual la SEC desde entonces ha realizado un estudio sobre lo que es o no un security.

La Prueba de Howey se divide en los siguientes puntos:

  1. Hay una inversión de dinero.
  2. Hay una expectativa de ganancias.
  3. La inversión de dinero es en una empresa común.
  4. Cualquier beneficio proviene de los esfuerzos de un promotor o un tercero.

Si cualquier transacción cumple con estos cuatro criterios entonces la misma es considerada como un security. Esta es la sencilla prueba que permite reconocer las diferencias entre un utility y un security token.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿La falta de regulación de los Utility Tokens fue la principal razón para migrar al uso de los Security Tokens?

¡CIERTO!

El hecho de que la emisión de Utility Tokens no esté regulada ni protegida por ninguna ley, unido al hecho de que fueron ampliamente explotados de forma maliciosa, fue la principal razón para que los proyectos blockchain buscaran nuevas formas de conseguir la financiación necesaria para su evolución. Dicha herramienta son los Security Tokens, los cuales están completamente regulados, cuentan con ciertas garantías y ofreces más ventajas que sus contrapartes los Utility Tokens.

Utility y security tokens dentro de las ICO

Seguramente habrás escuchado alguna vez de la Oferta Inicial de Monedas (ICO por su sigla en inglés). Pues bien estas actividades estuvieron muy de moda en el mundo de las criptomonedas gracias a Ethereum. El objetivo de esta actividad era el de permitir a las recientes empresas obtener financiamiento sobre sus distintos y nacientes proyectos.

Para lograrlo, las empresas emplearon a los utility tokens con el fin de acceder a inversiones y garantizar a dichos inversores acceso a la plataforma una vez construida. Con ello la empresa garantizaba acceso al recurso monetario y mantenía bajo su control todos los activos de la empresa. En toda esta actividad, lo único que sustentaba este hecho era la confianza de los inversores en que los desarrolladores cumplirían sus promesas.

Tristemente no todos los casos fueron así y se dieron muchos casos de estafas. Estaba claro que la figura de los utility tokens no brindaba la seguridad necesaria para un negocio mucho veces multimillonario. Todo esto derivó en la necesidad de cambiar el modelo de negocio garantizando al mismo tiempo transparencia y descentralización a nivel de la blockchain.

Para solucionar este problema el esquema cambió a los utility tokens naciendo dos nuevas formas de financiación. La primera en forma de las Oferta de Security Tokens (STO) y la Oferta de Equity Tokens (ETO). Estas dos formas de financiamiento deben cumplir con las exigencias regulatorias y son en efecto una forma más segura de inversión tanto para la empresa como para los inversionistas. Es la respuesta apropiada y necesaria para adaptar la creciente criptoeconomía a las necesidades de negocios transparentes y seguros para todos.

Aprende sobre Bitcoin y criptomonedas gratis
Suscríbete y recibirás nuestro mejor contenido en tu mail

SÍ, QUIERO RECIBIR EL CONTENIDO
Bit2Me Academy le desea feliz viaje al universo de las criptomonedas
¿Te resultó útil este artículo?
Puntuación media: 0
➜ ¡Comparte el conocimiento y promueve la revolución descentralizada!