La criptomoneda DAI (DAI) es un token ERC-20 que ha sido diseñado para funcionar como una stablecoin o moneda estable cuyo valor está anclado al dólar. Dicha moneda es emitida de forma descentralizada gracias a la colaterización de garantías que sirven para garantizar su emisión en todo momento. 

Símbolo
DAI
Logotipo
DAI logo pequeño
Algoritmo
Smart Contracts
Consenso
Smart Contracts (PoW de Ethereum)

La criptomoneda DAI, es una moneda estable o stablecoin, cuyo valor está anclado 1:1 con respecto al dólar estadounidense. Es decir, 1 DAI = 1 $ USD, y gracias a esto, DAI se ha convertido en uno de los proyectos de mayor relevancia en el mundo cripto, y muy en en especial, del mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi).

COMPRAR DAI EN BIT2ME

La moneda y todo el protocolo que sustenta su funcionamiento, fue diseñado por MakerDAO, uno de los proyectos con más trayectoria en el ecosistema. De hecho, MakerDAO es un proyecto que ha demostrado una transparencia, calidad técnica y económica sin igual. Todo esto ha hecho que se convierta en la moneda estable, o stablecoin, que no necesita aportar un colateral en fíat, haciendo que este sea una de los tokens preferidos del mundo DeFi.

Pero ¿Qué más hay detrás de DAI? ¿Qué llevó a su creación? Y lo más importante ¿Cuáles son los objetivos de la misma? Esto y más lo examinaremos a continuación.

El origen de DAI, la primera stablecoin descentralizada

Los orígenes de DAI comienzan con la creación de MakerDAO en 2014. Desde ese entonces, el proyecto apuntaba a la creación de una DAO con el fin de sostener una moneda estable dentro de Ethereum. La idea era algo totalmente nueva, nunca se había construido algo como esto y sus desarrolladores se dieron el tiempo suficiente para diseñar una propuesta clara de cómo hacerlo sin fallar.

Todo ese análisis previo hizo que en diciembre de 2017 todo ese esfuerzo viera la luz con la creación y puesta en marcha de la primera versión de DAI (conocida ahora como SAI). Con ello, se convertía en la primera estructura de una stablecoin altamente descentralizada. Su control era regido por smart contracts o contratos inteligentes y no por fíat en una cuenta de banco. Además, todas sus variables eran decididas por una DAO, en la cual podían participar los tenedores de tokens Maker (MKR).

El nacimiento de DAI dio un impulso enorme al ecosistema DeFi, el cual apenas llevaba algunos meses de nacimiento y era la demostración de que algo grande estaba por venir.  Desde entonces, este ha sido uno de los proyectos de stablecoin más llamativos del criptomundo. Su transparencia, su amplia aceptación y la enorme flexibilidad de su funcionamiento, lo han convertido en un modelo de desarrollo dentro del mundo cripto.

Objetivos detrás de la creación de DAI

Ahora bien ¿Qué objetivos llevaron realmente a la creación de DAI?  En respuesta a esto podemos decir que el principal objetivo fue el de crear un medio seguro para almacenar valor. Como bien sabemos, monedas como BTC y ETH, sufren de una marcada volatilidad dado el periodo de crecimiento del sector en el que nos encontramos. Esta volatilidad no es problema en sistemas económicos que buscan generar ganancias aprovechándose de esta característica. Pero en casos de uso como plataformas de préstamos, de ahorro o envíos de dinero, esta volatilidad es contraproducente y hasta indeseada.

Ante esta situación DAI plantea una solución. Gracias a un sistema de garantía colateral, es posible generar DAI con un valor 1:1 con respecto al dólar usando criptomonedas altamente volátiles.  De esta forma, las monedas generadas se puede utilizar para realizar operaciones de valor fijo y estable en otras plataformas, con la seguridad de que dichas monedas están garantizadas por un depósito. Así, sin importar si el valor de las criptomonedas sube o baja, el valor generado siempre será el mismo, y en el peor de los casos, hay garantías para evitar la pérdida de valor.

Sin duda una novedosa idea que nos permite desarrollar nuevas funcionalidades que aprovechen el potencial de la blockchain. Especialmente aquellas que necesiten de un medio de intercambio de valor estable y descentralizado. Un medio que pueda ser intercambiado libremente y reconvertido sin problemas, en caso último que sea necesario para recuperar el valor de su garantía.

En este punto DAI cumple con estas necesidades y abre las puertas a tales desarrollos. De hecho, gracias a DAI sus tenedores pueden obtener un rendimiento constante de sus tenencias. Y todo ello gracias a la colateralización, la creación de mecanismos de retroalimentación autónomos y actores externos debidamente incentivados para mantener el dinamismo del sistema.

En definitiva, DAI es la pieza fundamental para generar una plataforma de préstamos descentralizada sólida y funcional sobre la blockchain de Ethereum. Y esto sin duda ha ayudado a que el ecosistema DeFi crezca en la forma como lo ha hecho.

Analizando el funcionamiento de DAI

Ahora bien, para entender la pregunta ¿Cómo funciona DAI?, lo primero que debemos examinar son los distintos elementos que hacen posible su creación. En primer lugar, tenemos al protocolo Maker de MakerDAO. Este es un protocolo que funciona sobre una serie de smart contracts que se ejecutan sobre Ethereum y son los responsables de orquestar el funcionamiento de DAI y la DAO que controla sus distintas partes.

Sobre el protocolo Maker recae la responsabilidad de mantener la estabilidad de las reservas que mantienen a DAI con un valor 1:1 con respecto al dólar, así como el control de emisión y quema de la stablecoin. Además, también controla las tasas de interés, las tasas de estabilización, penalización, sistemas de subastas, gobernanza, sistema de votación y toma de decisiones. En pocas palabras, el protocolo Maker es el corazón de DAI, y su desarrollo y evolución está en manos de la comunidad MakerDAO, y de lo cual hablamos más ampliamente en este artículo.

Fuera de eso, el funcionamiento de DAI recae en los Maker Vaults (anteriormente conocidos como CDP). Estos Maker Vaults permiten que interactuemos con el protocolo Maker dándonos la oportunidad de generar DAI al depositar activos colaterales dentro de las mismas. Cuando hacemos un depósito, el Maker Vault nos indica (de acuerdo al token que usemos) las variables de colateralización, las tasas de interés, de estabilidad y la relación de liquidación de nuestra posición. Al aceptar todo estos valores, estaremos entonces bloqueando nuestros tokens y recibiendo DAI en una dirección de token ERC-20 diseñada para dicha tarea. En pocas palabras, los Maker Vaults son nuestra puerta a la emisión de DAI, y el sistema es controlado enteramente por smart contracts.

De igual modo, los Maker Vaults también se ocupan del proceso inverso: se puede enviar DAI y recibir de vuelta el colateral guardado, dando como resultado la quema de DAI. Como puedes ver el funcionamiento de este sistema a alto nivel (sin irnos a la parte técnica de los smart contracts) es bastante sencillo. Sin embargo, desde su creación en 2017 hasta ahora, DAI ha evolucionado bastante. Quizás su mayor evolución ha sido la de aceptar nuevos colaterales y brindar con ello nuevas opciones de estabilidad al sistema, algo que explicaremos a continuación.

DAI y SAI ¿Cuáles son sus diferencias?

En noviembre de 2019, MakerDAO dio un gran paso adelante actualizando el protocolo Maker. La actualización cambiaba la forma en cómo podíamos generar DAI dentro del sistema. Antes de esa fecha, la única forma de generarlo era depositar Ether, dentro de un contrato CDP (Posición de Deuda Colateralizada) y de allí obtener nuestras monedas. Sin embargo, MakerDAO cambio esto y abrió las puertas para poder usar otros tokens distintos para usarlos como colateral y generar DAI.

La nueva creación de MakerDAO recibió el nombre de DAI-MCD o DAI Multicolateral. La idea era sencilla: aceptar nuevos tokens a parte del Ether para que estos sirvieran como garantía y crear con ellos DAI. De esta manera, se agregaba mayor liquidez al sistema y se impulsaba un nuevo esquema de estabilidad en el protocolo. Esto era radicalmente distinto a como DAI hacia las cosas en principio, porque el único colateral aceptado era el Ether, y esa fue una situación que demostró ser contraproducente para la estabilidad.

Al principio, DAI-MCD recibió bastante críticas. Sin embargo, MakerDAO continuó con su hoja de ruta. Ahora en su poder estaban SAI (la primera versión de DAI, con colaterales en Ether nada más) y DAI-MCD (que acepta múltiples colaterales).

Para cerrar la brecha y abandonar SAI MakerDAO lanzó el portal de migración. Con el, todos los tenedores de SAI deberían pasar sus fondos al nuevo protocolo, y abandonar el antiguo. Esta última situación es algo que todavía está en proceso, ya que los smart contracts de SAI siguen funcionando, aunque ya el token ha perdido aceptación en la mayor parte de los exchanges y DEX que existen.

¿Cómo se crea DAI?

La creación de la moneda depende de dos actores:

  1. El usuario y el colateral que usará
  2. La Maker Vault

En este punto explicaremos de la forma más sencilla posible como estos tres elementos te permiten generar esta moneda de forma segura.

En primer lugar, tu como usuario debes contar con un capital que usarás para generar DAI. Dicho capital debe estar en algunos de las monedas aceptadas como colateral por el protocolo Maker. Actualmente son: Basic Attention Token (BAT), USDC, WBTC, TUSD, KNC, ZRX, MANA y ETHER.

Si tienes en tu poder alguno de estos tokens (fijate que todos son tokens ERC-20 de Ethereum) entonces podrás interactuar directamente con los Maker Vaults para generar la moneda. En caso contrario, si tienes alguna otra criptomonedas (como Bitcoin) deberás cambiar dichas monedas a alguno de los tokens para poder realizar el proceso.

Seguidamente viene el proceso de interactuar con los Maker Vaults.  La forma más sencilla de interactuar con las Maker Vaults es por medio de Oasis. Esta DApp permite fácilmente crear Vaults usando monederos como MetaMask, Trezor o Ledger, además de que cuenta con el apoyo oficial de desarrollo de MakerDAO, lo que la hace muy segura.

Oasis App, la puerta de entrada a DAI

Una vez allí, todo lo que debes hacer es seleccionar una de las opciones de la DApp y conectarla a tu monedero. En este caso, estaremos usando MetaMask, y elegiremos la opción Borrow (para pedir prestado).

Proceso para crear DAI en Oasis

Con ello ya estarás dentro del sistema.

Inicio del proceso para generar DAI

Para comenzar la generación de monedas, deberás iniciar el proceso haciendo clic en “Get Started”. Seguidamente serás enviado a una nueva página donde elegirás el colateral que usarás para generar el DAI. Debes elegir alguna de las opciones disponibles, estando atento a los distintos niveles de colateralización y comisiones que se te serán deducidas por la operación.

Seleccionando colateral para crear DAI

Elegido el colateral, deberás iniciar el Vault, realizar el depósito de tu garantía y aceptar los datos del proceso. Con esto ya tendremos en nuestro poder el DAI que deseamos.

DAI creado mostrando los valores del Vault

Contratos inteligentes everywhere

Todo este proceso que te hemos contado aquí es posible gracias al protocolo Maker y los contratos inteligentes que asientan su funcionamiento. En todo el proceso no hay ningún custodio ni intermediario reteniendo garantías.  Es decir, todo el proceso se da entre el usuario y el contrato. Una verdadera descentralización que apunta a mantener la mayor seguridad y privacidad posible. De hecho, ni siquiera necesitas entrar datos personales al sistema, esto es innecesario, lo único que necesitas son tokens ERC-20 o Ether, y ya podrás crear y usar DAI para lo que desees.

Lo que hace Maker con sus Vaults es tomar tu dinero, generar con este dinero una determinada cantidad de dinero estabilizado por tu garantía y con el excedente de la misma permite que el sistema pueda mantenerse estable frente a la bajada o subida de precio del token ERC-20 o del Ether que hayas usado. Básicamente es un “salvavidas para tu DAI”, así que si el precio del token que has usado para generar DAI baja, tu DAI generado seguirá valiendo lo mismo (1 $ USD), porque el excedente cubrirá la caída, y así se evitan pérdidas.

Seguramente ya habrás visto que funciona muy parecido a una hipoteca bancaria, solo que incluso en el peor de los casos, la liquidación de tu posición, buscará cubrir la deuda de la emisión del DAI, y reintegrarte a ti la mayor cantidad posible de dinero (mientras los bancos se llevan todo lo que tienes).

Como resumen podemos decir que un Maker Vault simplemente guarda tu garantía en el sistema Maker, y este a cambio te da DAI para gastar. La cantidad de DAI generado es relativa a la cantidad de garantía que ha puesto en el Maker Vault. La relación cambia con respecto a cada tipo de garantía que uses e, incluso, la relación cambia en el tiempo de acuerdo a las decisiones de la Gobernanza de MakerDAO.

Así por ejemplo, si la relación para generar DAI es de 150% (como el caso de usar Ether), esto significa que por cada 1,5 $ en Ether, obtendrás 1 $ en DAI. Si por ejemplo, envías 125 $ en Ether, obtendrás de ellos unos 50 $ en DAI. El resto del dinero, está allí bloqueado y es garantía excedente para compensar las bajadas o subidas que el precio del Ether pueda tener.

Pros y Contras de DAI

Entre los pros que podemos encontrar en este moneda se pueden mencionar:

  1. Es una moneda estable segura, descentralizada y con un amplio historial de seguridad.
  2. No depende de los bancos, siendo una stablecoin totalmente diferente a USDT. Es decir, no existe el riesgo constante de que el banco cierre o embargue la cuenta que respalda todo el protocolo, ni tampoco se requiere confiar en que existen esos fondos en el banco.
  3. Facilita la creación de medios de intercambio y financiación descentralizadas. De hecho, DAI es una de las monedas más aceptadas en el mundo DeFi y DEX en la actualidad.
  4. Su probado sistema de estabilidad genera confianza en su funcionamiento. Incluso en los peores escenarios, MakerDAO ha podido mantener la estabilidad en valores aceptables, y de hecho, ha mejorado la estabilidad en el tiempo.
  5. Es de fácil acceso y respeta la privacidad de sus usuarios. Cualquier persona puede acceder al sistema sin necesidad de KYC o dar sus datos a un terceros.
  6. Capacidad para generar crédito e intereses por dicho crédito, lo que lo convierte en una opción potente para invertir.
  7. Es actualmente uno de los mayores ecosistemas DeFi del mundo, con un valor que superar los 1400 millones de dólares (septiembre 2020).
  8. Es una stablecoin ampliamente soportada en muchas casas de cambio.

Sin embargo, del lado negativo podemos mencionar:

  1. Es un poco complejo a nivel técnico, lo que dificulta un poco el acceso a personas que están comenzando en el mundo DeFi.
  2. La limitada variedad de monedas como colateral es vista como un problema del sistema. De hecho, tokens como Compound o YFI aún no son aceptados como colaterales, mientras que MANA (un token con menos alcance) si lo es.
  3. Existen riesgos al usar una Maker Vault. Recuerda que para generar DAI debes transferir la propiedad de tus activos a un contrato inteligente que puede vender sus activos en caso de una recesión del mercado. Cualquier bóveda con DAI generado tiene un precio de liquidación, el precio del activo subyacente al que se liquidaría la bóveda. El uso de una bóveda para apalancamiento presenta un riesgo adicional. El potencial de recompensa es mayor a través del apalancamiento, pero el potencial de pérdida también se magnifica. Es una práctica común entre los usuarios mantener un alto índice de garantía para protegerse de los riesgos de mercado y, por lo tanto, de la liquidación.
  4. Un smart contract es transparente e inmutable, pero se puede hackear. Nada garantiza que no pudiera ocurrir como el famoso hack de The DAO.

Casos de uso de DAI

Ahora bien, DAI como moneda permite abrir las puertas a distintos casos de usos, y entre ellos podemos destacar:

Independencia financiera para todos

Como ya mencionamos, DAI es una stablecoin a la que podemos acceder desde cualquier parte del mundo, simplemente accediendo a su DApp. No se depende de ningún banco comercial, banco central o gobierno. Esto significa, que cualquier persona en el mundo puede transformar sus criptomonedas, y con ello acceder a otras funcionalidades financieras dentro del DeFi.

Por lo que millones de personas pueden, desde la comodidad de su hogar, acceder a créditos, sistemas de ahorros, pools de inversión, y otras herramientas financieras que de otra forma son inalcanzables por medios tradicionales.

Remesas rápidas y de bajo costo

Otro gran caso de uso son las remesas internacionales, es decir el envío de dinero entre países, normalmente utilizado por los inmigrantes para enviar dinero a sus familiares.

Ahora cualquier persona puede transformar su dinero en DAI y realizar una transacción a cualquier parte del mundo, algo posible gracias a su amplia aceptación. ¿Lo mejor? Todo esto puedes hacerlo en minutos y con un bajo coste por la transacción (cuando Ethereum lo permite), además de hacerlo sin empresas intermediarias, ni ningún intermediario más allá del que te facilite los DAI.

Uniendo el mundo DeFi

Otro caso de uso genial es su capacidad para unir el mundo DeFi. DAI es una moneda descentralizada, confiable y segura que ha estado entre nosotros por muchos años.

En ese sentido, nada mejor para el DeFi que una verdadera moneda descentralizada gobernada por la comunidad y con la cual todos pueden acceder libremente a los servicios que DeFi puede ofrecer. Ahí es donde funciona como nexo de unión entre los diferentes protocolos.

COMPRAR DAI EN BIT2ME

Enlaces de interés

Web Oficial

DAI - DAI

White Paper

DAI - DAI

White Paper de DAI

Ir al white paper de DAI

Twitter Oficial

DAI - DAI

GitHub Oficial

DAI - DAI

GitHub Oficial

Ir al github de DAI

Telegram Oficial

DAI - DAI

Telegram Oficial

Ir al Telegram oficial

Foro Oficial

DAI - DAI

Foro Oficial

Ir al foro oficial