El temido ataque de 51% es uno de los peligros que están latentes en todas las blockchains especialmente a las basadas en el protocolo PoW.